Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los socialistas de Valencia mantienen su petición de 11 años de cárcel para Alfonso Grau

Los concejales socialistas en el Ayuntamiento de Valencia, personados como acusación popular en el caso Nóos, han acordado mantener su petición de once años de cárcel para el exvicealcalde valenciano Alfonso Grau a raíz de su papel en las negociaciones de los denominados Valencia Summit, por cuyas tres ediciones el Instituto Nóos percibió 3,6 millones de euros de forma presuntamente irregular.
En concreto, sobre el acusado pesan presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y fraude a la administración.
En cuanto a los demás exaltos cargos de la Comunidad Valenciana, la Fiscalía Anticorrupción mantiene, por su parte, los ocho años que solicitaba inicialmente para el exsecretario autonómico de Eventos de la Generalitat Luis Lobón; otros ocho para el exdirector general de Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) Jorge Vela, ocho más para laexdirectora de Gestión de esta entidad Elisa Maldonado, y seis para el también exdirector general José Manuel Aguilar.
Durante su declaración en el juicio, Grau aseguró que nunca ha tenido capacidad de contratación en el Ayuntamiento, puesto que esta competencia, bajo la alcaldía de Rita Barberá, correspondía a una mesa de contratación conformada "por los más altos funcionarios de la casa, en la que no participaba".
El inculpado fue enviado al banquillo al considerar la Audiencia Provincial de Baleares determinante el papel que habría desplegado en las negociaciones de los convenios que fueron suscritos en 2004, 2005 y 2006 para la celebración de los denominados Valencia Summit, por cuya organización el Instituto Nóos percibió 3,6 millones de euros, a pesar de que para ello únicamente empleó 910.600 euros.
Al ser preguntado sobre su capacidad para elaborar presupuestos, el acusado ha recordado que es doctor en Medicina y, por tanto, su capacidad en este sentido "es la que es".