Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los socialistas europeos ganan 4 escaños en la Eurocámara a costa de los conservadores

Los presidentes del Partido Popular Europeo, Wilfried Martens (izq.), del grupo Liberal-Demócrata, Graham Watson (centro), y del Partido Socialista Europeo, Poul Nyrup, hoy en Bruselas. EFEtelecinco.es
La última estimación del Parlamento Europeo (PE) reduce ligeramente la victoria conservadora en las elecciones, al restar cuatro escaños al Partido Popular Europeo (PPE) respecto a los anteriores cálculos, unos asientos que van a parar al grupo Socialista.
Según los últimos datos facilitados hoy por la Eurocámara, el PPE tiene 263 diputados y los socialistas 163, frente al reparto de 267 y 159, respectivamente, que se anunció ayer.
Además, los liberales pierden un escaño respecto a esos cálculos y se quedan con 80, mientras que el grupo Verde gana uno para llegar a un total de 52.
El balance de fuerzas apenas se modifica con estos cambios y queda aún pendiente de conocer el futuro de los 35 miembros del grupo conservador de la Unión por la Europa de las Naciones (UEN), que podría desintegrarse, y del nuevo grupo que aspiran a formar los conservadores británicos después de abandonar el PPE.
Por el momento, los "tories" aparecen bajo la rúbrica de "Otros", junto a varios de sus aliados, como los checos de la ODS y los conservadores polacos.
En total, 91 eurodiputados deben aún repartirse entre los grupos, de los que una parte importante (22) corresponde al Partido Democrático italiano, que previsiblemente se unirá al grupo Socialista.
Dentro de ese cajón de "Otros" figuran también diputados antieuropeos de varios países como Holanda, que previsiblemente se mantendrán como "no inscritos".
Por otra parte, los últimos datos difundidos por el Parlamento Europeo aumentan la tasa de abstención, que ya era la más alta de la historia de los comicios comunitarios.
Según estas cifras, acudió a las urnas el 42,94 por ciento de los electores, frente al 43,39 por ciento que estimó ayer la Eurocámara.
Todos estos resultados son aún provisionales, a la espera de que finalicen los recuentos en varios países.