Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos soldados españoles muertos y cuatro heridos en un atentado en Afganistán

El convoy conjunto de fuerzas afganas y de la ISAF patrullaba por la zona de Aziz Abad cuando fue atacado a las nueve de la mañana. Uno de los tanques quedó completamente destrozado.
Los heridos fueron trasladados a un hospital en Herat, donde el  herido más grave, el soldado JoséAntonio Cures García (de 27 años y natural de la localidad francesa de Lyon), ha sido intervenido quirúrgicamente. Los otros tres heridos leves son el capitán Enrique Dopico Rodríguez (de 34 años y natural de Betanzos, A Coruña), el sargento primero Gonzalo Miguélez Diéguez (de 40 años y nacido en Golada, Pontevedra)y el cabo Alberto Cao Pérez (de 29 años y natural de Ponferrada, León).
Fuentes militares cercanas a la investigación han señalado que la cantidad de explosivo utilizado podría haber destrozado un carro de combate y han precisado que, aunque la investigación está abierta, la potencia se puede deducir por "el radio de dispersión" de los restos de la furgoneta y por los "escasos restos" que han quedado de ese vehículo.
Los insurgentes talibanes han asumido de inmediato el atentado con un comunicado colocado en su página web. El autor del atentado es un tal "mulá Habibullah", residente de la provincia, según el comunicado, que identifica a los soldados atacados como norteamericanos y afirma que el suicida causó la muerte de "varios" soldados ocupantes del tanque destruido.
En la zona de Shindand, la más conflictiva de la provincia de Herat, operan tanto tropas de la misión ISAF de la OTAN -en la que participa España- como de la coalición que EEUU dirige en Afganistán. El pasado 22 de agosto, un bombardeo de la coalición estadounidense causó la muerte de 90 civiles, de ellos 60 niños, en Aziz Abad.
Los fallecidos pertenecían a la Brigada Ligera Aerotransportable (BRITAL) con base en Figueirido (Pontevedra) y llevaban destinados en Afganistán "varios meses", ha informado la ministra.
La ministra, que ha comparecido junto con el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general José Julio Rodríguez, ha trasladado públicamente el sentimiento que, según ha reconocido, acababa de expresar a las familias de los soldados y al coronel jefe de la base española.
"Todos los españoles nos sentimos unidos ante el dolor, que es nuestro dolor", ha expresado Chacón, quien ha agregado que "en estos momentos somos aún más conscientes de hasta qué punto nuestros soldados exponen su vida por el bienestar y por la libertad de un pueblo distante y también por nuestra seguridad".
En este sentido, la ministra ha afirmado que los soldados "se merecen nuestra gratitud, nuestro reconocimiento y nuestra admiración".
Los fallecidos son el brigada Juan Andrés Suárez y el cabo primero Rubén Alonso. Foto. Ministerio de Defensa