Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las solicitudes de voto CERA apuntan a una fuerte caída del voto emigrante, con 62.002 aceptadas hasta ahora

Es la primera vez que los residentes en el exterior tienen que solicitar la documentación de voto
Un total de 62.002 españoles residentes en el exterior han visto aceptada hasta la fecha su solicitud de voto en las elecciones europeas, según datos provisionales de la Oficina del Censo Electoral, que depende del Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque no son definitivos, la cifra augura una caída en la participación de los emigrantes en las europeas respecto a la convocatoria de 2009, cuando votaron más de 170.000 emigrantes.
Los datos están actualizados con fecha 28 de abril, dos días después de que terminase el plazo de solicitud de voto para los españoles inscritos en el Censo de Electores Residentes en el Extranjero (CERA). Sin embargo, no son definitivos puesto que aún pueden llegar solicitudes con matasellos que tengan como fecha tope el 26 de abril, según han explicado a Europa Press fuentes del INE, que han precisado que pueden aceptarse solicitudes que cumplan con ese requisito prácticamente hasta el final de la campaña.
Esta es la primera vez que los residentes en el exterior tienen que solicitar la documentación de voto para participar en unas elecciones europeas, en virtud de la reforma electoral de 2011 que implantó esta modalidad llamada "voto rogado". De este modo, no hay datos comparables correspondientes a las elecciones europeas de 2009.
Sin embargo, la cifra, aunque es provisional, apunta a una caída del voto de los emigrantes en una convocatoria europea. En 2009 el CERA era de 1,23 millones de españoles y votaron casi 172.000, un 14 por ciento. El CERA para las próximas europeas asciende a 1,72 millones de españoles.
La aplicación del llamado "voto rogado" también se tradujo en una caída drástica del voto emigrante en las generales de noviembre de 2011. En aquel momento, de un censo de 1,48 millones de emigrantes, se aceptaron 138.037 solicitudes de voto y, de ellas, votaron sólo 73.361, menos de un 5 por ciento del Censo de Residentes Ausentes, frente al 31,74 por ciento de marzo de 2008.
De hecho, está por ver si todas las solicitudes de voto se traducen finalmente en votos efectivos. Con la nueva ley, los residentes en el exterior tienen que solicitar la documentación tanto para votar por correo como para hacerlo en sus respectivos embajadas y consulados.
LOS RESIDENTES TEMPORALES, APARTE
En cambio, estas cifras no incluyen a los residentes temporales en el exterior, que debían dirigirse --también hasta el 26 de abril-- a las embajadas y consulados para poder votar en los próximos comicios. En cuanto al voto por correo para los residentes en España, éste puede solicitarse hasta el 15 de mayo.
Según estos datos provisionales, el mayor número de solicitudes de voto ha llegado desde Francia (14.561), seguida por Argentina (10.777), Alemania (4.570) y Suiza (4.245). Desde Estados Unidos lo han pedido 3.710, otros 2.981 desde Bélgica, 2.348 desde Reino Unido, 2.270 desde México, 1.995 desde Uruguay, 1.541 desde Italia, 1.528 desde Brasil y 1.201 desde Venezuela.
En cuanto a las provincias en las que están registrados esos votantes, la mayor parte corresponde a Madrid (10.725), seguida de Barcelona (6.803), Pontevedra (3.760), La Coruña (3.546), Asturias (3.152), Orense (2.113), Valencia (1.997), Guipúzcoa (1.549), Lugo (1.422) y Granada (1.406).