Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos de los supuestos espías revelan su verdadera identidad rusa

Imagen de un bosquejo que muestra a los tres abogados de los dos involucrados en una presunta red de espionaje en Estados Unidos en favor de Rusia, Michael Zottoli (i) y Patricia Mills (2i), ante la jueza Theresa Buchanan (d) en la Corte Distrital de Estados Unidos, en Alexandria, Virginia (EEUU). EFEtelecinco.es
Dos de los once sospechosos de espiar para Rusia en suelo estadounidense revelaron su verdadera identidad en declaraciones dadas tras su arresto, informaron fuentes judiciales.
El matrimonio compuesto por "Michael Zottoli" y "Patricia Mills" fue detenido el pasado domingo en Arlington, en el estado de Virginia (este), junto con Mikhail Semenko.
Zottoli y Mills admitieron que son ciudadanos rusos que viven en Estados Unidos con identidades falsas y sus nombres verdaderos son Mikhail Kutzik y Natalia Pereverzeva, según indicó la Fiscalía.
La confesión se produjo un día después de que Juan Lázaro, otro sospechoso en el caso, admitiera ante la fiscalía de Nueva York que trabajó para los servicios de espionaje del Gobierno de Moscú con una identidad falsa.
Zattoli, Mills y Semenko, se presentaron ayer brevemente ante la Corte Federal de Alexandria y la jueza Theresa Buchanan decidió que permanezcan en prisión hasta que se celebre la primera audiencia preliminar, que fijó para el próximo miércoles.
El pasado domingo el FBI detuvo a diez personas en distintas ciudades de Estados Unidos por servir supuestamente como agentes del Gobierno de Rusia en territorio estadounidense de manera ilegal.
"Richard Murphy" y "Cynthia Murphy" fueron arrestados en su residencia en Montclair (Nueva Jersey).
Vicky Peláez y "Juan Lázaro" fueron detenidos en su domicilio en Yonkers (Nueva York) y Anna Chapman fue arrestada en Manhattan (Nueva York).
"Michael Zottoli", "Patricia Mills" y Mikhail Semenko fueron detenidos en Arlington y "Tracey Lee Ann Foley" y "Donald Howard Heathfield" en Boston.
El FBI también buscaba a "Christopher R. Metsos", que fue detenido brevemente en Chipre y que se encuentra en paradero desconocido tras quedar en libertad bajo fianza.
Los acusados se enfrentan a cargos de conspiración por actuar como agente extranjero sin notificación ante el fiscal general de EE.UU. y algunos de ellos además se les imputan cargos por lavado de dinero.