Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tribunal ve evidente que Silva "ha ganado tiempo" y no hace "ejercicios de imaginación" sobre el futuro del juicio

El presidente del tribunal que juzga a Elpidio Silva, el magistrado Arturo Beltrán, ha considerado "evidente" que el acusado "ha ganado tiempo" y ha rechazado hacer "ejercicios de imaginación" sobre las "hipótesis de futuro" que se abren en el juicio tras la recusación planteada contra él y contra otra magistrada.
A su salida del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el magistrado ha reconocido a los medios de comunicación que no son "muy frecuentes" juicios de estas características, pero que "de vez en cuando pasan cosas así".
Beltrán ha eludido hacer juicios de valor porque podría "tener un aire de prejuicio a favor o en contra" inadecuado. "Lo que dije en la sala pues lo dije pero aquí no tengo que decir nada", ha respondido al ser preguntado si la vista ha sido complicada.
A su lado se encontraba la magistrada María Tardón, que ha afirmado que será la sala competente la encargada de resolver el incidente de recusación que el acusado ha planteado contra ambos. "No vamos a estar haciendo ejercicios de imaginación sobre hipótesis de futuro", ha remachado Beltrán.
El juez Silva ha solicitado la recusación de María Tardón por haber formado parte de la asamblea general de Caja Madrid y de Arturo Beltrán por permitir su presencia en el tribunal, no aceptar la renuncia de su abogado Cándido Conde-Pumpido y haber integrado la sala que señaló la apertura del juicio oral junto a dos magistrados que habían intervenido en la instrucción y resultaron apartados por pérdida de imparcialidad.