Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así "tumbó" la Policía al agresor de Melilla


Todo ocurría en el paso fronterizo de Beni Ensar, uno de los más transitados en toda África. Eran las 7:30 de la mañana cuando se empieza a percibir un revuelo. Algo pasa, y los policías que se encuentran en el control empiezan a concentrarse en frente al control. A paso lento, se va acercando hacia ellos un hombre de mediana edad con un cuchillo en la mano. La amenaza no era menor: y fuentes policiales aseguran que gritaba en árabe "Alá es Grande". Eran momentos de mucha tensión y los policías se preparan para interevenir. En cuestión de segundos, se le rodea y uno de los policías le lanza una valla de plástico a la cabeza El lanzamiento del objeto le tumba y es ahí cuando el resto de agentes procede a reducirle. Una vez en el suelo, se puede ver con claridad el cuchillo de grandes dimensiones que portaba. Con ese arma -antes de que se le escapase de las manos- logró herir levemente a un agente. Era el final de una agresión que la Policía descarta que tenga un trasfondo terrorista.