Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El libro 'La última trinchera' desvela el lado humano de nueve de los jueces protagonistas de la actualidad

Los amigos del juez Castro contrataron a unos mariachis para que le cantaran 'Sigo siendo el Rey' el día que declaró la infanta Cristina.
Los periodistas Javier Álvarez y Luis Fernando Rodríguez han presentado este jueves en el Círculo de Lectores de Madrid su libro 'La última trinchera' en el que realizan un "retrato inédito" de nueve jueces protagonistas de la actualidad diaria.
A lo largo de casi 300 páginas, los autores dibujan el lado humano que se esconde tras las togas de José Castro, Mercedes Alaya, Pablo Ruz, Fernando Andreu, Santiago Pedraz, Ana Ferrer, Emilio Calatayud, José María Fernández Seijo y Sonia Chirinos.
Los dos periodistas dejan claras sus intenciones desde el prólogo, que bautizan como "cuestiones previas". "La expresión juez estrella nació como un insulto", fruto de una estrategia para sembrar sospechas sobre las intenciones del juez, que busca "más la presencia mediática que cumplir con su trabajo, dicen.
La realidad --aseguran-- es que esa promoción de jueces que accedió a sus destinos en los 80, cambió, con el primero de los jueces estrella a la cabeza, Baltasar Garzón, la norma: "Decidieron liderar los sumarios que instruían".
En opinión de los periodistas Javier Álvarez y Luis Fernando Rodríguez, muchos miembros de la judicatura constituyen en la actualidad "la última trinchera", situada en la primera línea de persecución del delito.
PERSONAS COMO LAS DEMÁS
El libro nos descubre detalles de la vida cotidiana de los magistrados que vemos en la tele. Conocemos que los amigos del instructor del caso Nóos, José Castro, contrataron a unos mariachis para que le cantaran 'Sigo siendo el Rey' tras una cena el día de la declaración de la infanta Cristina.
También averiguamos que la juez Alaya fue considerada por sus compañeros de la Facultad de Derecho como "la más guapa del primer curso" y sus dificultades para conciliar la vida familiar y laboral. "Mi hijo pequeño se quedaba dormido en la alfombra de mi despacho porque no había manera de meterlo en la cuna", revela.
En cuanto a Pablo Ruz, instructor del caso Gürtel y la investigación sobre la presunta caja B del PP, 'La última trinchera' refleja su pasión por sus hijos, su felicidad cuando les lleva a sus entrenamientos de fútbol o su predilección por la novela negra.
Este retrato de la justicia española, editado por Planeta, se encuentra a la venta desde el pasado martes. "Son personas como las demás, con sus virtudes y sus defectos, sus aficiones y sus manías, pero con un rasgo en común: el coraje", dicen sus autores.