Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los uruguayos reflexionan antes de elegir sus candidatos a la Presidencia

La puja interna parece bastante decidida, según todas las encuestas, en favor del senador José Mujica (en la imagen) en el Frente Amplio, del ex presidente Luis Alberto Lacalle en el Partido Nacional y de Pedro Bordaberry en el Partido Colorado. EFE/Archivotelecinco.es
Los uruguayos iniciaron hoy el período de reflexión previo a las elecciones internas del próximo domingo en las cuales decidirán, por primera vez con su voto, los candidatos que competirán por la Presidencia del país en las generales del 25 de octubre.
La campaña se caracterizó por una escasez de ideas y propuestas, la inexistencia de debates y una abundancia de ataques entre los precandidatos de cada partido, aunque medidos, pues los hoy rivales a partir del lunes deberán ser socios con las elecciones presidenciales en el horizonte.
La puja interna parece bastante decidida, según todas las encuestas, en favor del senador José Mujica en el Frente Amplio, del ex presidente Luis Alberto Lacalle en el Partido Nacional y de Pedro Bordaberry en el Partido Colorado.
Mujica, un ex líder del guerrillero Movimiento de Liberación Nacional (MLN-Tupamaros), de 74 años, y que estuvo preso en duras condiciones durante la dictadura (1973-1985), goza de las simpatías del 59 por ciento de quienes se definen como votantes de la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio, según la empresa Cifra.
La consultora Equipos Mori le asigna el 56 por ciento de la intención de voto y la empresa Radar el 51 por ciento, en todos los casos con una ventaja amplia sobre el ex ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori, mucho más moderado y el preferido del presidente Tabaré Vázquez (socialista).
El "Pepe", como se le conoce a Mujica, fue ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca durante la presente administración, la primera de izquierda en la historia del país y fue votado como precandidato oficial del FA en el Congreso Nacional de finales del pasado año.
Astori, que estuvo hospitalizado desde el 21 de mayo y hasta la pasada semana debido a una rebelde infección pulmonar, se perdió buen parte de la campaña.
El ex ministro de Economía y Finanzas tiene el apoyo del 35 por ciento de los votantes del FA según Equipos, del 31 por ciento según Cifra y del 30 por ciento de acuerdo a los datos de Radar.
El tercer precandidato de la izquierda es Marco Carámbula, intendente del departamento de Canelones, el segundo en importancia del país, que reúne el apoyo de entre el 10 y el 7 por ciento de los frenteamplistas de acuerdo a las encuestas.
De cara a la interna del Partido Nacional o "Blanco" las diferencias son aún mayores.
Luis Alberto Lacalle, de 69 años, que fue presidente de 1990 y 1995, reúne el apoyo del 57 por ciento de los uruguayos que se definen como votantes o simpatizantes blancos, según datos de Equipos Mori, el 54 por ciento de acuerdo a Cifra y el 51 por ciento según Radar.
Por detrás se ubica el senador Jorge Larrañaga, ex intendente del departamento de Paysandú, con el 41, el 45 y el 35 por ciento, respectivamente, de acuerdo a las encuestadoras.
"Algunas encuestas tienen un error tan enorme, tan antológico que, verdaderamente, en mi caso, me mueven a la risa porque el error que tienen es de unas proporciones inimaginables", afirmó recientemente Larrañaga durante un acto público.
En el Partido Colorado, tradicionalmente gobernante pero muy disminuido en los últimos tiempos, las diferencias son aún más marcadas y Pedro Bordaberry tiene el 77, 67 y 71 por ciento de la preferencia según Equipos, Cifra y Radar, respectivamente.
Las precandidaturas del ex vicepresidente Luis Hierro López y del diputado José Amorin Batlle reúnen, en el mejor de los casos, entre el 18 y el 14 por ciento.
El pequeño Partido Independiente, que actualmente tiene un diputado entre 99, es el único que no tendrá puja interna y ya está decidido que Pablo Mieres será su candidato a la Presidencia de Uruguay, aunque igualmente debe participar en las elecciones internas porque en ellas también se definen las autoridades partidarias.
Hasta las pasadas elecciones (2004), los partidos políticos uruguayos podían presentar varios candidatos presidenciales y el presidente era el candidato más votado dentro del partido ganador.