Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El barco que ha vertido fuel en playas de Valencia será sancionado y sufragará la limpieza con el aval que se le exige

El barco que ha vertido fuel frente a las costas de la ciudad de Valencia y que ha afectado a tres playas de la ciudad --Pinedo, El Saler y Arbre del Gos-- será sancionado y sufragará la retirada del combustible y todas las labores de limpieza con el aval económico que se le exige. Capitanía Marítima ha abierto un expediente sancionador a la embarcación que conlleva la sanción y el aval, cuya cuantía no se ha precisado.
Así lo ha indicado este jueves la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, que ha de este modo el barco "asumirá todos los costes de limpieza --personal y medios necesarios-- y "todo lo que genere el vertido". Las tres playas permanecen cerradas "por absoluta precaución" y "responsabilidad" hasta que "se pueda constatar que no existe ningún peligro".
Sánchez de León ha dado a conocer a los medios de comunicación, junto a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, el estado en el que se encuentran estas playas y las acciones llevadas a cabo para hacer frente al vertido. Ambas han realizado estas declaraciones tras participar en la inauguración de la II Boat Show y asistir al acto de entrega del Certificado Blue Star Marina 5 Estrella a la Marina Real Juan Carlos I de Valencia.
La representante del Ejecutivo central ha explicado que esta jornada la mancha de fuel era "muy ligera" y que "prácticamente no había nada" de combustible en el litoral de la capital valenciana. Ha comentado que "el fuel era de una consistencia muy ligera" y que su densidad "no ha sido calificada como importante".
Igualmente, ha explicado que el vertido se produjo como consecuencia de "una avería" registrada en el buque, que se encontraba fondeado en el exterior del Puerto de Valencia. Esta incidencia, aunque se consideró una "emergencia mínima", llevó a activar el Plan Nacional de Contingencia por Contaminación Marítima para evitar la propagación de la mancha.
La delegada del Gobierno ha destacado este jueves que dicho plan "se ha dado por finalizado" después de que Capitanía Marítima haya sobrevolado la zona afectada por el vertido y haya comprobado que la mancha es "muy ligera". No obstante, ha señalado que "se mantiene la vigilancia" en todo el entorno como medida "de precaución".
Paula Sánchez de León ha resaltado que "todas las precauciones y medidas preventivas" que se han adoptado y "todas las exigencias" que se hacen a los buques, a la vez que ha valorado "la diligencia rapidísima" que se ha dado en este caso "tanto por Capitanía Marítima como por Salvamento Marítimo y por todas las instituciones, Ayuntamiento, Estado y Generalitat para actuar enseguida que se detectó el vertido".
"EPISODIO MUY PEQUEÑO"
"No ha habido ninguna gravedad y se puede transmitir una tranquilidad absoluta", ha manifestado la delegada, que no ha precisado la fecha en la que las tres playas cerradas podrían volver a estar abiertas aunque es posible que estén habilitadas para el próximo fin de semana.
En este sentido, la alcaldesa de Valencia ha asegurado que "estamos ante un episodio" de vertido "muy pequeño", "muy leve" y "sin ninguna importancia" que ha generado "una mancha de dimensiones pequeñas". "Tiene importancia el hecho de que un barco por una avería o por un descuido haya vertido fuel, pero estamos ante una mancha, realmente de dimensiones, pequeñas para lo que ocurre otras veces", ha expuesto Rita Barberá.
La primera edil ha considerado, en esta línea, que lo ocurrido "hay que tomarlo con toda la naturalidad, en el sentido de que se han puesto medios inmediatamente y de que está totalmente limpio todo". Ha detallado que en las labores de limpieza de la arena de las playas afectadas, que han comenzado a las 5.30 horas de este jueves, han participado "22 personas, tres tractores limpia-playas y dos vehículos de recogida de residuos".
ANÁLISIS
Las tres playas afectadas por el vertido permanecerán cerradas al baño hasta que el Laboratorio del Ayuntamiento de Valencia y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil analicen la calidad del agua y garanticen su estado óptimo, ha informado el consistorio en un comunicado.
Asimismo, como han indicado la delegada del Gobierno y la alcaldesa, ha recordado que los Servicios Municipales de Recogida de Residuos Sólidos están trabajando para limpiar los restos de galletas de fuel que han llegado a la arena.
Todos los trabajos de limpieza y análisis del agua se están realizando en coordinación con la Demarcación de Costas y Capitanía Marítima, la encargada de investigar las causas del vertido e imponer la sanción correspondiente a los responsables del vertido. La página web del Ayuntamiento de Valencia informa puntualmente del estado de las playas, ha resaltado al administración local.