Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vicepresidenta Neus Munté (JxSí), dispuesta a asumir un área social como "eje central" del proceso soberanista

La vicepresidenta y portavoz de la Generalitat en funciones, Neus Munté (JxSí), se ha mostrado este lunes dispuesta a asumir un área social, que incluya las consellerias de Bienestar Social, Salud, Enseñanza y Cultura, porque ello ratificaría que este ámbito es un "eje central" del proceso soberanista.
En declaraciones a La Xarxa recogidas por Europa Press, no ha confirmado que vaya a ostentar este cargo porque no ha recibido una oferta del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que es quien tiene la competencia de nombrar, pero ha señalado: "Sería un honor colaborar desde esta perspectiva con una cartera de asuntos sociales".
"Me encantaría poder estar" en este Govern, ha señalado Munté, que ha defendido el plan de choque social trabajado en el seno de JxSí, así como un gobierno plural y transversal con políticos de ERC y de otras formaciones.
"Tenemos el convencimiento de que trabajamos en el marco democrático y no nos dan miedo las amenazas que lleguen del Estado", ha subrayado Munté, que ha celebrado que Puigdemont demostró este domingo en el pleno de investidura maneras y firmeza para liderar el proceso.
"Estoy convencida del todo de que de los diversos nombres que podía haber encima de la mesa --para la presidencia de la Generalitat-- el de Puigdemont era el más sólido y el mejor", ha manifestado.
"SUPERAR REPROCHES"
Preguntada por las declaraciones de la diputada de la CUP Anna Gabriel sobre que su partido ha logrado apartar a Mas, Munté ha apostado por "superar declaraciones y reproches", y se ha alineado con las declaraciones de la diputada antisistema para decir que tras la negociación no hay vencedores ni vencidos.
Ha confiado en que el expresidente de la Generalitat Artur Mas asuma algún papel destacado en el proceso soberanista, y ha admitido que levantar la "futura república catalana" será algo difícil e intenso.