Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres padres que vieron con sus hijos la obra de los titiriteros declaran ante el juez

TitiriterosEfe

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno toma declaración este miércoles a tres padres que asistieron junto a sus hijos a la obra 'La bruja y Don Cristóbal' representada por los titiriteros Alfonso Lázaro y Raúl García en el barrio madrileño de Tetuán con motivo de los carnavales, han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

En concreto, el magistrado, que les ha citado a petición de la Fiscalía, interrogará a una de las madres que quiso denunciar el contenido de la obra y a otros dos padres que la vieron. Durante la función, los artistas, imputados por delitos de enaltecimiento del terrorismo y contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, representaron escenas violentas como una violación o un apuñalamiento y mostraron un cartel con la leyenda 'Viva Alka-ETA' frente a un público infantil.
También comparecerá un representante de los servicios de emergencias de Madrid que vió el final del espectáculo y el cartel en el que se mencionaba a la organización terrorista, han añadido las mismas fuentes.
La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rebajó la pasada semana las comparecencias impuestas a los dos titiriteros al considerar que obligarles a presentarse diariamente en los juzgados más cercanos a su domicilio era "excesivo".
Los magistrados Alfonso Guevara, Ángeles Barreiro y Clara Eugenia Bayarri, ordenaron, en concreto que Lázaro, que sufre una "enfermedad altamente invalidante", acuda a las dependencias judiciales una vez al mes mientras que el otro miembro de la compañía, 'Títeres desde abajo' deberá hacerlo cada 15 días. Mantuvieron, no obstante, la decisión del juez Moreno de retirarles sus pasaportes.
'Pokemon'
Los titiriteros pidieron el sobreseimiento, alegando que se encuentran amparados por el derecho a la creación artística y que dibujos animados dirigidos a menores, como 'Pokemon', 'Gormiti' o 'Tom y Jerry', contienen escenas más "violentas, realistas, frecuentes y explícitas".
Los abogados de los titiriteros aseguraron en su escrito que causa "estupor y hasta sonrojo" que se encause a unos "artistas" porque en su obra de ficción "una marioneta que representaba a una bruja pegaba cachiporrazos a un agresor sexual o apuñalaba a una monja que le robaba el hijo fruto de esa violación" cuando el Tribunal Supremo absolvió a cuatro neonazis que difundieron "deleznables" afirmaciones "antisemitas, racistas, negacionistas" y guardaban en la librería Kalki multitud de obras filonazis, entre ellas 'Mi lucha' de Adolf Hitler.
"Pretender que se encause a nuestros representados porque en su obra de ficción 'se banaliza con el uso de la violencia presentándola como algo habitual o normal por parte de algunos sectores de la sociedad' supone, con todos los respetos, desconocer la sociedad en la que se vive, en la que existen dibujos animados como 'Pokemon' o 'Gormiti', estos sí dirigidos específicamente a menores, en los que existen muchas más escenas de violencia, más realistas, más frecuentes, y más explícitas que las cuatro escenas" que representaron en su obra ''La bruja y Don Cristóbal' en los carnavales de Tetuán.
A su juicio, nadie se ha escandalizó por el "nivel de violencia" de dibujos infantiles como 'Tom y Jerry' o 'El correcaminos', ni por escenas de la serie 'Cuéntame' o de las películas 'Lobo' o 'Días Contados' en la que sus personajes gritaban 'Gora ETA'. En su opinión, tales supuestos son ficticios y no cabe imputar un delito de enaltecimiento del terrorismo visto el contexto en el que se producen.