Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los yihadistas de Nador "tenían previsto atentar contra militares y civiles en Ceuta y Melilla"

El Khayam defiende que en las mezquitas de Marruecos "nadie puede decir lo que le de la gana" al ser preguntado por el imán saudí en Cornellá
La célula yihadista desarticulada el pasado viernes en Nador por las autoridades marroquíes tenía como objetivo atentar contra personalidades militares y civiles en Ceuta y Melilla. Así lo ha reconocido en una entrevista concedida a Europa Press el 'número uno' de la lucha antiterrorista y Director General de la Oficina Central de Investigación Judicial marroquí, Abdelhak El Khayam, de visita en Madrid invitado por la Fundación de Cultura Árabe.
Tres presuntos terroristas fueron arrestados a finales de la semana pasada en el norte del país y, según el Ministerio del Interior, formaban una célula vinculada a Estado Islámico. El fin de semana varios medios de comunicación locales afirmaron que entre sus objetivos tenían las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta.
Preguntado a este respecto, El Khayam ha precisado más y ha dado cuenta de los avances de la investigación: "Lo que puedo decir sobre esta célula, no puedo detallar más porque está bajo secreto de sumario, pero puedo decir que era una célula muy peligrosa que tenía previsto atentar contra personalidades militares y civiles tanto en Marruecos como en Melilla y Ceuta".
LA INVESTIGACIÓN SIGUE ABIERTA
Ha insistido en que las autoridades marroquíes todavía están "investigando los planes de esta célula". "Todavía no hemos cerrado el caso y no podemos dar más detalles hasta presentarla ante la Justicia", ha zanjado.
El Khayam ha participado este jueves en un seminario sobre la lucha antiterrorista tras el que ha puesto en valor la cooperación entre España y Marruecos. En el acto ha sido presentado 'El libro gris del terrorismo' centrado en los vínculos entre Marruecos y la Unión Europea en la lucha contra la yihad. La jornada ha contado también con la intervención de un representante de la Guardia Civil y otro de la Policía Nacional.
Durante el acto, El Khayam ha sido preguntado sobre los errores cometidos por las autoridades belgas en la prevención de los atentados y ha recordado una investigación en la que participó él personalmente contra una célula terrorista cuyo cabecilla se hallaba en Bélgica: "cuando nos pusimos en contacto con los belgas, no sólo desoyeron esta información, sino que nos solicitaron la liberación de este señor".
Ha añadido que pudo ver en el barrio de Molenbeek "una libertad en la posesión de armas alarmante" y lamenta que "parecía no preocupar demasiado". A partir de ahí, sostiene que "todos los implicados detenidos" tras los atentados de Bruselas "son una consecuencia de aquella célula" que él investigó.
1.579 MARROQUÍES EN LA YIHAD
En declaraciones a Europa Press afirma que su país tiene detectadas 1.500 personas desplazadas desde Marruecos hasta la zona de Siria e Irak para enrolarse en grupos yihadistas. En ese momento, recurre a un documento para afinar en los datos: "tenemos 1.579 personas identificadas, 758 con Daesh (Estado Islámico) , 100 con el grupo Harakat Sham al-Islam (fundado por marroquíes) y 52 con Jabbat Al Nusra (filial de Al Qaeda en la zona)".
En el documento se incluyen más datos: los retornados son 190, entre ellos 59 mujeres. Hay además 499 marroquíes que han muerto en el campo de batalla. Entre los que se han ido, hay 300 niños que partieron con sus familias y de los cuales 13 ya han retornado.
A modo de comparación, las fuerzas de seguridad españolas tienen detectadas 153 personas que han dejado España para hacer la yihad y han retornado en torno a una veintena. Según ha explicado el comandante de la Guardia Civil que ha participado en el acto, muchos de ellos son marroquíes o de origen marroquí, si bien ya estaban asentados en España o incluso experimentaron su radicalización en territorio español.
Preguntado por la presencia continua de marroquíes en las células que han llevado a cabo atentados importantes en Europa, El Khayam arranca con "una aclaración": "nosotros no renegamos de estas personas, son nuestros hijos, pero también lanzamos una pregunta, ¿por qué esas personas crecidas en Europa, que han sido educadas en Europa de un día para otro se radicalizan, se convierten en terroristas?"
PREOCUPADO POR LA MARGINALIZACIÓN
"Nos lleva a preguntarnos por qué tantas personas han sido marginadas en Europa y por qué en esta marginalización de un día para otro se vuelven terroristas. No sólo hay marroquíes, también hay conversos nacidos aquí, europeos de pura cepa que están en las zonas de conflicto y que un día van a retornar. Un terrorista no tiene religión ni nacionalidad, es un terrorista", explica.
El 'número uno' de la lucha antiterrorista marroquí muestra su preocupación por la marginalización, no sólo en Ceuta y Melilla, sino en todas partes, también en Madrid, Barcelona o Molenbeek. "No es buena y nos preocupa mucho la marginalidad de los jóvenes nacidos aquí, pero de origen marroquí", zanja.
Niega que exista un problema especial con la radicalización yihadista en las regiones del norte de Marruecos próximas a Ceuta y Melilla como Castillejos y destaca que la mayoría de células que han sido desarticuladas en su país se encontraban en el interior.
CONTROL DE MEZQUITAS
Preguntado por el sermón ofrecido el pasado fin de semana en una Mezquita de Cornellá por un imán saudí considerado radical (defendió la "santidad" de Ben Laden), el responsable antiterrorista marroquí ha defendido las medidas de su país para controlar el mensaje en los centros religiosos.
"En Marruecos tenemos una figura muy importante que es el comendador de los creyentes, que siguen el rito Malikita, no tenemos estos fallos, estas lagunas. Esto es muy importante para la estabilidad religiosa dentro de Marruecos", ha replicado.
Ha añadido que también cuentan con el Consejo Religioso Superior que tiene entre sus funciones la formación de los imanes: ninguno puede dar un sermón o decir lo que le de la gana, también se forma a las mujeres que trabajan en las mezquitas".