Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La neumonía grave con sepsis es más frecuente en mayores de 65 años, pacientes renales o con EPOC

"Los factores de riesgo detectados en los pacientes en el momento de ingreso hospitalario por neumonía adquirida en comunidad con sepsis severa, se han determinado mediante el estudio de una muestra conformada por 4.070 pacientes hospitalizados por neumonía en 13 hospitales españoles", ha señalado Menéndez.
La neumonía grave con sepsis es más frecuente en mayores de 65 años, pacientes renales, con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o en bebedores habituales, ha comentado el miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Rosario Menéndez, con motivo de la publicación del estudio 'Predictores de sepsis en pacientes con neumonía adquirida en la comunidad', publicado en la revista 'PlosOne'.
En este sentido, la experta ha informado de que los resultados de este estudio muestran que existe un mayor riesgo de presentar cuadros graves de neumonía con sepsis en pacientes renales, con EPOC, mayores de 65 años y también en pacientes bebedores. De hecho, uno de cada 3 pacientes hospitalizados con neumonía presenta sepsis en el momento del ingreso, es decir, ya existe un fallo de órgano.
En algunos casos, prosigue, las escalas habituales de gravedad de la neumonía no reconocen adecuadamente la presencia de sepsis severa en este tipo de pacientes incluso cuando estos presentan disfunción orgánica. En este sentido, la identificación inicial de la severidad de la sepsis es importante para determinar las medidas de abordaje y monitorización necesarias a tiempo.
PREDICTORES DE LA APARICIÓN DE SEPSIS
"Establecer los predictores que predisponen la aparición de sepsis grave en pacientes hospitalizados con neumonía adquirida en la comunidad es una estrategia significativamente útil para la implementación de medidas preventivas efectivas en esta población, tanto en el ámbito de Atención Primaria como en cualquier otro nivel asistencial. La vacunación antigripal y antineumocócica, las terapias de abandono del tabaco y la promoción de hábitos saludables son algunas de las medidas que pueden tener mayor impacto beneficioso en estos pacientes", ha asegurado Menéndez.
Por otra parte, el análisis de los resultados muestra que la mortalidad total de la cohorte utilizada para el estudio es del 3,3 por ciento del total y la media de días de hospitalización por tales episodios se sitúa en 7 días. Además, la tasa de mortalidad fue significativamente más alta en los casos que presentaban sepsis grave.
"Nuestros hallazgos también inciden en la importancia de reconocer los signos de gravedad de la forma más precoz posible con el objetivo de iniciar el tratamiento antibiótico rápido. Así pues, los especialistas en neumonía debemos dirigir todos los esfuerzos necesarios para fomentar acciones que logren reducir la carga actual que suponen los episodios de neumonía adquirida en la comunidad con sepsis grave, siendo el diagnóstico precoz una de las claves para conseguir reducir dicha incidencia", ha zanjado.