Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los "bleus" se niegan a visitar los suburbios con la responsable de Deportes

Los internacionales franceses se negaron a visitar un barrio pobre de los suburbios de Knysna, su ciudad de concentración en Sudáfrica, al mismo tiempo que la secretaria de Estado de Deportes, Rama Yade, la cual criticó hace unos días el exceso de lujo del hotel de los "bleus".
Repartieron camisetas y material deportivo entre los niños y firmaron autógrafos a los asistentes al acto en una jornada que estuvo marcada por una incesante lluvia.
La idea de visitar el barrio deprimido de la ciudad que acoge a los "bleus" había sido anunciada por la responsable de Deportes, una joven política de origen africano y miembro del partido conservador del presidente, Nicolas Sarkozy.
Sin embargo, los jugadores se negaron a que Rama Yade les acompañara a Dam se Bos, para hacerle saber su descontento con las críticas que vertió sobre el lujo que rodeaba a la concentración del equipo francés en Sudáfrica.
"Espero que la selección francesa nos maraville por sus resultados, no por el brillo de sus hoteles. Le llamo a la decencia en tiempos de crisis", aseguró la secretaria de Estado.
Eric Abidal confirmó que esa afirmación dolió a los internacionales, que decidieron no dejarse ver junto a Yade en la visita al "township".
La secretaria de Estado visitó el suburbio después de que se marcharan los "bleus".
Cuando a Abidal le dicen que los jugadores daneses también visitaron un suburbio acompañados de sus responsables de Deportes, el jugador del Barcelona respondió: "Puede que los daneses se lleven bien con sus autoridades, no es nuestro caso", afirmó el futbolista, que comentó que "el grupo no está contento y quería hacérselo saber" a Yade.