Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La paciente de reproducción asistida, cada vez mayor

El estudio 'Different models of familiy thus different types of ART patients' de la clínica IVI que ha analizado la evolución de las pacientes en los últimos diez años, ha desvelado que las pacientes que se someten a reproducción asistida cada vez son más mayores, pues en 2003 la media de edad era de entre los 33 y los 36 años mientras que en 2013 el intervalo de edad ha aumentado hasta los 38-40 años.
"En IVI, el grueso de nuestras pacientes en 2003 tenía entre 33 y 36 años, ahora tienen entre 38 y 40. Es difícil vaticinar qué sucederá en la próxima década porque, en este momento, las mujeres españolas están accediendo a la maternidad en una edad límite para la reproducción natural", ha explicado la directora de IVI y autora del estudio, Amparo Ruiz.
Este estudio se ha realizado sobre una muestra de más de 130.000 pacientes de las clínicas IVI con el objetivo de mostrar cómo ha cambiado el perfil de las pacientes y el de las familias.
En este marco, se puede observar que en los últimos diez ha años ha habido un gran aumento de la maternidad en las parejas homosexuales femeninas, pues en 2009 se trataron a 50 parejas y en 2013 esta cifra se ha cuadruplicado, llegando a 230. Este perfil, junto a las madres solteras componen el 15 por ciento del total de pacientes que acuden a las clínicas IVI.
DE LA CURA A LA PREVENCIÓN
En 2007 IVI lanzó el Programa de Preservación de la Fertilidad con el que se han realizado más de 1.600 procedimientos tanto antes de la realización de un tratamiento oncológico como por razones no médicas.
"Aunque se aconseja preservar la fertilidad antes de los 38 años, en este estudio se observa que un buen porcentaje de las pacientes que lo hacen por decisión propia sobrepasan esta edad. Al contrario de las pacientes oncológicas, que preservan a la edad más temprana -en la que se le diagnostica la enfermedad- y antes del tratamiento, con una concienciación importante en la que el oncólogo desempeña un papel clave, las mujeres que vitrifican sus óvulos para retrasar el momento de ser madre por decisión propia, no acaban de asimilar la importancia de guardar sus gametos en una edad más temprana" ha explicado el director médico del Grupo IVI, el doctor Antonio Requena.