Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de Lindsay Lohan se presenta con la policía en la casa de su hija

Michael Lohan, padre de la actriz Lindsay Lohan, se ha convertido en el principal azote de su hija. Sus declaraciones aireando los trapos sucios de ésta siempre desatan la polémica y colocan a la actriz en el ojo del huracán. Ahora, un incidente en casa de Lindsay ha desencadenado una serie de acaloradas declaraciones por parte de la actriz hacia su padre y viceversa. Michael irrumpió en casa de su hija con policías "preocupado por la seguridad de su hija menor".
Michael decidió hacer una visita a su hija en la casa que ésta tiene en Los Ángeles, pero no acudió solo. Apareció con unos policías en busca de su hija pequeña, Ali de 16 años, que se alojaba con su hermana.
"Fui al departamento de policía preocupado por el bienestar de Ali" declara Michael a Hollyscoop.com. "Quería comprobar que estaba bien. Tiene 16 años y es una menor".
Sin embargo, después de que los policías inspeccionaran el apartamento e interrogaran a Ali, decidieron dejarla de nuevo con Lindsay.
Acerca del incidente, People recoge las palabras de una portavoz del Departamento de Policía de Los Ángeles, Nicole Nishida: "Michal Lohan acudió a la Policía preocupado por el estado de su hija, quien se encontraba con Lidsay Lohan – no sé si viven juntas. Unos agentes acudieron al apartamento de Lindsay, quien les permitió el acceso. Determinaron que la joven (Ali) estaba bien con ella y no sufría ningún tipo de peligro".
A pesar del afán de protagonismo de Michael Lohan, el incidente lo ha hecho público la propia Lindsay quien mostró su malestar en Twitter. "No tengo otra opción que hacerlo público, por la seguridad de mi hermana y la mía propia. Mi 'ex-padre' acaba de entrar en mi apartamento hecho un demonio y acompañado de policías", escribía en la red social.
Pero la cosa no ha acabado ahí. Lindsay ha seguido atacando a su padre por medio de sus 'tweets': "Nunca nos ha pagado la pensión, y ahora se casa con una periodista del corazón y apenas puede escribir su nombre tras haber arruinado su cerebro con el uso de las drogas…¿Acaso no ha causado suficiente dolor? Si no fuera por mi madre no sabría ni quien soy".
Michael, por su parte, asegura a Hollyscoop que Lindsay lleva a su hermana pequeña de fiesta con ella. "Ali está expuesta a la vida nocturna y a la gente que rodea a Lindsay", declara, y añade "Lindsay necesita ayuda".
Michael Lohan ha sido detenido en dos ocasiones por violar la orden de alejamiento que tiene con su mujer y son habituales sus declaraciones acerca de las adicciones de su hija.