Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los parados ya tienen quien les escriba

La bombilla se le encendió precisamente cuando él mismo se quedó sin trabajo. Javier Peña comprobó en sus carnes cómo la burocracia a la que están sometidos los desempleados acaba en muchas ocasiones con sus ánimos. Es una bofetada a su autoestima. "La soledad del parado es muy grande", afirma.
Así se le ocurrió la idea de crear un periódico digital, Portalparados.es, dirigido exclusivamente a los sin trabajo. El objetivo es dar voz propia a un colectivo creciente, más de 4 millones de desempleados, 18 de cada 100 trabajadores, según recoge la Encuesta de Población Activa del INE.
"Queremos plantear debates que hagan que la voz del parado se escuche, que hable en primera persona, porque casi siempre la presencia del parado suele estar mediatizada", dice Peña, director de Portalparados.es.
No es una web para buscar trabajo
La web no es una bolsa de empleo. Eso se lo dejan a las páginas especializadas. Pero sí recoge todo el contenido susceptible de interés para una persona que se ha quedado sin su puesto de trabajo. Hay noticias, pistas donde buscar nuevos empleos, cursos subvencionados o gratuitos para mejorar la formación, consejos para realizar un buen currículo o para manejarse con propiedad en una entrevista laboral.
Cuentan, incluso, con la colaboración de un psicólogo de guardia, Iñaki Piñuel, que colabora desinteresadamente en el proyecto. Este profesional relata que la ansiedad es un síntoma típico de los parados: "La situación de paro en sí misma no es lo que provoca la ansiedad. Es aquello que nos decimos a nosotros mismos. No es tanto lo que está pasando la persona en paro en ese momento, sino lo que anticipa su mente, su cabeza, los escenarios negativos que se plantea".
Por eso, Piñuel recomienda trabajar a fondo, aterrizar sobre la realidad y pensar en positivo: "Nada debe hacernos pensar que no vamos a ser capaces de salir de esta situación. Es muy importante, porque es lo que permite reducir la ansiedad", dice.
Las distintas herramientas de la página intentan, en definitiva, que los millones de desempleados no acaben a un lado del camino, como parias sociales.