Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El pase a dieciseisavos se resiste para los equipos españoles

Athletic de Bilbao, Valencia y Villarreal, el único de los tres representantes españoles que logró el triunfo, deberán esperar al menos una jornada más para sellar un pase a los dieciseisavos de final, que certificaron matemáticamente el vigente campeón, el Shakhtar Donetsk ucraniano, el Galatasaray turco y el Werder Bremen alemán.
Una clasificación que ya no parece una utopía para el Villarreal, que demostró haber olvidado definitivamente su crisis, con un contundente triunfo (4-1) sobre el siempre complicado Lazio italiano. Los goles de Pires, Cani, Gonzalo de penalti y Rossi nuevamente desde los once metros sitúan a los de Ernesto Valverde en la segunda posición de su grupo, igualados a puntos con los romanos, con los que se jugarán la clasificación.
Más sencillo parece el camino para el Athletic de Bilbao, que sigue manteniendo el segundo puesto del grupo L, tras empatar (1-1) en su visita a Madeira, gracias a un penalti de Joseba Etxeberría a ocho minutos del final. Un tanto que posibilitará a los vizcaínos sellar su pase a la siguiente ronda la próxima jornada si logra empatar en su visita al campo del Austria de Viena, un conjunto al que los de Caparrós ya derrotaron en San Mamés por un claro 3-0.
Por su parte, el Valencia, que dejó escapar en apenas tres minutos una victoria que parecía segura sobre el Slavia de Praga, con los tantos de Joaquín y Maduro, se complica, sobremanera, su clasificación con un empate (2-2) en la capital checa, que sabe a derrota. Los de Unai Emery necesitan ganar sus dos próximos duelos con dos rivales tan duros como el Lille francés, que visitará Mestalla, y el Génova italiano, en el que volvió a jugar un papel decisivo el español Alberto Zapater.
Rijkaard, clasificado
Quien ya puede olvidarse de la Liga Europa por unos meses es el Shakthar Donetsk, que certificó su pase a la siguiente fase, con una nueva victoria, la cuarta en cuatro partidos, al imponerse por 0-2 al Toulousse francés. Lo mismo que el Galatasaray de Frank Rijkaard y el Werder Bremen que lograron su billete de forma matemática para los dieciseisavos, tras imponerse al Dinamo de Bucarest (0-3) y al Austria de Viena (2-0), respectivamente.
Una clasificación que ya tienen casi en el bolsillo el Ajax de Amsterdam y el Anderlecht en el grupo A, o el Sporting de Lisboa en el grupo D, pese a que no pudo pasar del empate en casa (1-1) ante el modesto Ventspils letón. También dejaron encarrilado su pase a la siguiente ronda el Benfica portugués, que tras vencer hace quince días por un claro 5-0 al Everton en Da Luz, volvió a derrotar a los ingleses (0-2) con goles del argentino Saviola y el paraguayo Cardozo en Liverpool.
Pugnarán por las primeras plazas de sus grupos el PSV holandés, pese a no pasar del empate (1-1) en Copenhague, y el Fenerbahçe turco, que se impuso en casa del Steaua de Bucarest con un gol (0-1) de Kazim Kazim. Una primera plaza, que parece segura en el grupo G, en el que milita el Villarreal, para el Salzburgo austríaco, que sigue contando sus partidos por victorias, tras imponerse por 0-1 al Levski de Sofía en el tiempo de prolongación. Más reñidos parecen los grupos C, donde el Hapoel Tel-Aviv es el sorprendente líder, y el grupo E, donde Basilea, Roma y Fullham pugnarán por dos plazas en los dieciseisavos en dos últimas jornadas que se antojan dramáticas.
JNP