Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La perra deprimida con instinto suicidas

Una perra de seis años comenzó a saltar por la ventana de un segundo piso cada vez que su dueño la dejaba sola en casa. El veterinario ha asegurado que el animal sufre 'ansiedad por la separación'. Tras los varios intentos por salir en busca de su dueño la spaniel collie tiene lesiones en sus patas y un latigazo cervical, según publica el . 'Daily Mail'
Dave Rees, de 21 años y Lacey eran inseparables, porque el chico no tenía trabajo y permanecía durante todo el día con su perro.
Después, Rees cambió de vida y ya no pasaba tanto tiempo en casa, ha contado al periódico una vecina.
"Un día la perra se presentó en el bar y yo me pregunté cómo había conseguido salir de casa. Después vi que la ventana de la cocina, estaba entreabierta".
Un par de semanas después Lacey fue encontrada vagando por la calle y parecía herido.
Ahora, la perra está recibiendo un tratamiento a base de ferromonas a través de un difusor de aire que emite olores con propiedades sedantes.
La madre de Dave Rees, asegura que "es todavía muy pronto para saber, pero Lacey parece más calmada.
La señora no cree que el animal tenga instintos suicidas. "Realmente no creo que ella haya saltado por la ventana para hacerse daño. es de un temperamento nervioso, ansioso, un aplauso o un ruido fuerte le hace dar un salto. Es una perra un poco loca".