Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El podio de Mónaco espera a Alonso

El Gran Premio de Mónaco es la gran esperanza de Fernando Alonso. El español quiere dar la sorpresa y conseguir en el Principado el mejor resultado en lo que va de temporada. Las predicciones anuncian lluvia, asi que, ¿por qué no un podio? Renault espera que Montecarlo suponga el punto de inflexión en el devenir de la escudería. Los principales favoritos para la carrera son los McLaren.
Mónaco es un Gran Premio diferente, en el que puede ocurrir de todo. Por eso es uno de los preferidos por los pilotos. Los partes meteorológicos anuncian lluvia todo el fin de semana, sobre todo el domingo. Habrá que ver en qué grado se cumplen, y ese factor puede ser decisivo para que Alonso aspire, cuanto menos, al podio. El tercer triunfo consecutivo se antoja prácticamente imposible, ya que tendrían que romper los seis coches que, hoy por hoy, están delante de él.
El R28 ha mejorado mucho desde España, pero aún está lejos de los Ferrari, que no gana desde 2001 con Michael Schumacher, de los Mclaren, que ganaron el pasado año gracias a Alonso, y de los BMW, que todavía no han ganado. El monoplaza del asturiano todavía no es la mejor arma para competir con sus rivales, aunque en un circuito tan peculiar como Mónaco las diferencias se acortan. Además, este año, sin el control de tracción, el margen de error es mínimo.
Kimi Raikkonen ya ha advertido a su equipo de que el pasado año el coche no se adaptó bien al tortuoso trazado monegasco y de que, aunque este año habían intentado resolver los problemas en la pretemporada, tenían que trabajar duro para conseguir un coche competitivo. Los McLaren, como el pasado año, cuando consiguieron el doblete con Alonso y Hamilton, deberían ser los favoritos de nuevo. Los BMW aspiran a lograr su primera victoria, aunque el pasado año sólo fueron quinto y sexto.
Alonso sabe que en condiciones normales sólo puede aspirar a entrar en los puntos y aprovecharse de los fallos ajenos para subir puestos en la clasificación, pero en Mónaco y con lluvia, ¿por qué no soñar con la victoria?. Para que el sueño sea posible, la calificación del sábado será fundamental.
JNP