Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un policía dispara con una Taser a una abuela de 86 inmovilizada en su cama

Un policía dispara con una Taser a una abuela de 86 inmovilizada en su camatelecinco.es
Loonie Tinsley llamó al servicio de emergencias en su casa en El Reno, Oklahoma. Su abuela, Lona Vernon, tenía graves problemas de salud al equivocarse con su medicación. En lugar de los médicos, llegaron a su casa una docena de policías armados. La respuesta no fue la adecuada, y acabaron disparando sobre su abuela con una pistola Taser.
Su nieto, asustado, afirma que enfurecido gritó al policía: "no dispare a mi abuelita".
De acuerdo con una demanda presentada ante el Tribunal de Distrito por parte de la policía, "Tinsley obstruía con su comportamiento la labor de la policía con lo que tuvieron que disparar". En ese momento, la policía entró en su habitación, los sacaron de allí y los tiraron al suelo y esposaron para trasladarlos a un vehículo policial.
En ese momento es cuando entra en escena la abuela de Loonie. Según el informe del oficial de policía, la señora Vernon se mostró "muy agresiva" tal y como estaba tumbada en su cama. Por lo tanto, "para garantizar la seguridad de los policías" uno de sus hombres "taponó el tubo del oxígeno de la abuela hasta que sufriera los efectos de la falta de oxígeno".
Fue en ese momento, cuando otro de sus hombres, disparó a Lona con su pistola taser, y falló.
El siguiente despropósito fue con el segundo disparo, que esta vez sí, alcanzó a la señora de 86 años en la parte superior del pecho. Esta descarga de alto voltaje le causó a esta pobre mujer quemaduras en su pecho, un dolor extremo y la pérdida del conocimiento. Una vez desmayada, fue esposada y le provocaron un desgarró en su antebrazo.
Después de ser curada de sus heridas en un hospital local, Lona, tuvo que pasar seis días en un centro psiquiátrico debido a la insistencia del Departamento de Policía de El Reno.
Aparece Lona