Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El precio de un rescate

Dice que el secreto está en la paciencia, pero se necesita mucho más para negociar un secuestro. Sobre todo, si son de gran envergadura como los casos de piratería en aguas del Oceáno Índico y empresarios secuestrados en países latinoamericanos. Reporteros ha viajado a Londres para hablar con un experto negociador.
Ha intervenido en más de 50 secuestros a lo largo de su vida. Se desplaza hasta el lugar de los hechos y permanece junto a la familia del secuestrado el tiempo que dura la negociación.
Casi nunca habla directamente con los secuestradores. Su función es la de asesorar a los que estén en contacto con ellos para conseguir llegar a un acuerdo económico.
El objetivo es rebajar el dinero del rescate lo máximo posible garantizando la seguridad de la víctima. El trabajo de expertos como él está incluído en el paquete de coberturas de un seguro muy particular: el seguro de secuestro y rescate.
Es una póliza de reembolso que incluye el precio del rescate, la figura del mediador, y otros gastos como: traslados, psicólogos, etc. Compañías europeas o norteamericanas con oficinas en países del Tercer Mundo, empresarios ricos en países pobres, Organizaciones No Gubernamentales con voluntarios desplazados a lugares de alto riesgo y compañías marítimas susceptibles de ser secuestradas por piratas somalíes son sus principales clientes.
Los precios varían y dependen de la cantidad asegurada. Por ejemplo, una familia mexicana o venezolana de 5 ó 6 miembros puede pagar 10.000 dólares anuales por una suma asegurada de un millón.
En el caso de los barcos, se asegura por trayecto y los precios también tienen en cuenta el tipo de recorrido y características del barco como su velocidad y su altura. Los barcos más pequeños y lentos son fáciles de abordar por los piratas.
Dicen que en tiempos de crisis los seguros por secuestro están aumentando. Parece que los problemas económicos también afectan a los criminales. Actúan más con el fin de conseguir dinero.
En España no está prohibido contratar un seguro de este tipo, pero no hay compañías aseguradoras que ofrezcan ese producto. La gran mayoría están en Londres. Es de los pocos lugares en los que hay expertos negociadores como el que hemos conocido hoy.
Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.