Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las 120 primaveras de la Torre Eiffel

A un lado, el río Sena; al otro, los Campos de Marte, y en el centro, majestuosa e imponente, se alza esta torre que, durante cuarenta años, fue el edificio más alto del mundo.
Sus trescientos metros de altura, que le supusieron al arquitecto Gustave Eiffel, en 1889, dos años, dos meses y cinco días de trabajo agotador, albergan una enorme terraza con tiendas de souvenirs, bares, e incluso un restaurante en el que degustar un menú típico francés.
 Actualmente, la Torre Eiffel, se usa como emisora de retransmisión para programas de radio y televisión, y con 18.000 visitas de media al día, es el destino turístico más elegido por todos los que viajan a la capital francesa. Los más arriesgados, suben a pie, hasta la cima; El resto, pueden hacer uso de los ascensores. Eso sí, tendrán que esperar una cola que rodea toda la manzana.