Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El príncipe Guillermo duerme al raso en solidaridad con los "sin techo"

El príncipe Guillermo, segundo en la línea sucesoria a la corona británica, durmió la semana pasada al raso, junto al puente de Blackfriars de Londres, en una actividad organizada por Centrepoint, la ONG que preside. El príncipe estuvo acompañado por el director ejecutivo de la ONG, Seyi Obakin, quien aseguró que la decisión de convertirse en un "sin techo" durante una noche forma parte de un programa para alertar de los problemas de la gente que se queda sin hogar.
Obakin relató que estuvieron a punto de ser atropellados por un vehículo que limpiaba la calle y que fue una experiencia dura. "Para mi, fue una experiencia que me puso los pelos de punta. Fuera de la comodidad de mi cama, a merced de los elementos, en una noche extremadamente fría con temperaturas que llegaron a los 4 grados bajo cero", relató el directivo de la ONG. "
Obakin aseguró que tomaron todas las precauciones posibles, pero "no había protección frente al frío extremo o frente a la dureza del suelo de cemento o frente al miedo de que se aproximaran los traficantes de droga, los proxenetas o aquellos que salen a darle una buena patada a los 'sin techo'", añadió.
Guillermo, su secretario privado, Jamie Lowther-Pinkerton, y Obakin durmieron a ratos y a las seis de la mañana visitaron una zona del oeste de Londres donde numerosas personas duermen al raso, tras lo cual se trasladaron a la sede de Centrepoint, donde el príncipe preparó el desayuno para varios "sin techo". IM