Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La leche de yegua y sus propiedades terapéuticas ya cuentan con más de 3.000 adeptos en Cataluña

Ayuda a mejorar las defensas
La leche de yegua y sus propiedades terapéuticas ya cuentan con más de 3.000 adeptos en Catalunya, después de que la asociación Equaid de la Vall d'en Bas (Girona) iniciara su introducción en el Estado hace cinco años, en colaboración con los principales productores europeos de leche equina.
Lo ha explicado a Europa Press el responsable de Equaid, Juti Gusi, que ha concretado que la leche de yegua es la más similar a la materna y proporciona "todos los elementos que necesita el cuerpo para funcionar bien y estar sano", y ha concretado que se debe tomar en cantidades muy inferiores a la de vaca.
"Con un 'chupito' al día es suficiente para poder gozar de todas las propiedades", ha añadido, que ha destacado que la leche de yegua está indicada para todo tipo de personas, aunque es especialmente beneficiosa para las que sufren alguna patología.
De hecho, la leche de yegua ayuda a mejorar las defensas en pacientes con cáncer, Crohn, colesterol, soriasis, depresión y anemia, entre otras enfermedades: "Es el mejor alimento preventivo y afecta directamente a los neurotransmisores, por lo que te devuelve la vitalidad y te equilibra el organismo".
Gusi es el alma del proyecto y el mejor testigo de las propiedades terapéuticas de la leche: estuvo al borde de la muerte cuando el hígado le falló hace seis años por culpa de una cirrosis aguda derivada de una hepatitis C y la imposibilidad de hacerle trasplante.
"Aunque comía poco, no paraba de engordar por los líquidos que segregaba mi hígado y no me podían operar. Me dieron un mes de vida y decidí, después de informarme mucho sobre el tema, probar suerte con la leche de yegua", ha explicado Gusi, que ha concretado que la clave para eliminar líquidos era la albúmina, una proteína muy abundante en la leque de equino.
De comer poco pasó a no comer nada y a beber únicamente leche de yegua: "Perdí el peso necesario y me pudieron hacer el trasplante. Pasé de la muerte a la vida, algo que dejó a los médicos sorprendidos, y ahora quiero ayudar a más personas a tener la misma suerte que yo", ha relatado.
Decidió crear una pequeña granja en la Vall d'en Bas desde donde comercializa bajo el nombre de Equillet leche de yegua en polvo y congelada, a la que puede acceder cualquier persona que lo desee: se puede pedir en todas las farmacias y hay 170 puntos de venda, que se pueden consultar a través de la web 'equillet.com'.
APOYO MÉDICO
Gusi cuenta con el apoyo de numerosos médicos de hospitales barcelonesas tan prestigiosos como el Clínic --donde estuvo ingresado durante su enfermedad--, el Sant Joan de Déu y el Broggi, así como el Trueta de Girona, la Clínica Pilar Sant Jordi, y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).
Junto a ellos, la asociación Equaid ha elaborado un documento con las cualidades terapéuticas de la leche de yegua, que se repartirá entre los profesionales del sector.