Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La protección del sol mantiene la piel joven, según un estudio de Olay

Las mujeres evitan el sol y utilizan protección, tienen una piel con un aspecto de 20 años menos si se compara con la piel dañada por radiaciones, según ha revelado un nuevo estudio de Olay presentado durante la '74 edición de la reunión de la Academia Americana de Dermatología (ADD)'.
Las mujeres que se mantienen alejadas del sol y de los rayos ultravioletas tienen más posibilidades que el resto de formar parte de ese grupo de mujeres con condiciones genéticas excepcionales y con una piel de aspecto siempre joven, como se demostró en la primera parte del estudio 'MultiDecades and Ethnicity' de Olay.
"En la primera etapa de descubrimientos del estudio se identificó una expresión genética única en la huella de mujeres que aparentaban una edad mucho menor que su edad cronológica; en la segunda parte se demostró que los signos visibles del envejecimiento de la piel, así como las moléculas que influyen en este proceso, están directamente relacionadas con la exposición solar", ha asegurado la profesora de dermatología en la facultad de medicina de la Universidad de Harvard y el Hospital de Massachusetts, la doctora Alexa Kimball.
El estudio ha analizado a mujeres de entre 20 y 75 años de distinas etnias para comparar distintas muestras de piel correspondientes a diversas partes del cuerpo. En estas muestras se ha observado la presencia del gen 'CDKN2A', un marcador de la senectud celular cuya presencia es más elevada a medida que se envejece.
La presencia de este gen de envejecimiento ha sido más alta en mujeres caucásicas que en afroamericanas, y también superior en zonas altas de la piel que han estado expuestas diariamente al sol y en las que no habían utilizado protección solar.
Las elecciones relacionadas con el estilo de vida, como la exposición solar, pueden producir cambios moleculares asociados al aceleramiento del envejecimiento de la piel.
SOL Y ENVEJECIMIENTO
El estudio también revela que el daño de la piel está relacionado con una intensiva exposición solar cuya verdadera causa es la exposición diaria, de menor intensidad, pero que tiene lugar todos los días del año.
Esto se puede mitigar con una aplicación diaria de un hidratante con espectro de fotoprotección porque en otro estudio de Olay se descubrió también que los 'pentapéptidos', un ingrediente de Olay Regenerist, prevenía ciertos daños ocasionados por la exposición solar.
"Estos estudios nos aportan un cuadro más detallado de como afecta la exposición solar al envejecimiento de la piel e ilustran de la importancia de protegernos con una dosis diaria", ha añadido la directora de Ciencia Internacional de Olay, la doctora Frauke Neuser.
No obstante, "no son las vacaciones o un destino soleado lo que provoca los daños, sino la paulatina y progresiva exposición solar de nuestro día a día", ha concluido.