Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo protegerse del sol y qué locuras cometieron las celebs en el pasado

Este 13 de junio se celebraba el Día Europeo de la Prevención del cáncer de piel... en el que un año más nos unimos a la iniciativa de los laboratorios dermatológicos Avène en su campaña #saludysol para concienciar sobre la protección para evitar el cáncer de piel, algo a lo que hace tan solo 20 años no dábamos tanta importancia.
Aunque hay un largo camino recorrido, todavía no es suficiente para evitar este tipo de melanomas. Hay algunos tumores que no sabemos como dan la cara, pero este que se puede prevenir con tan solo protegernos correctamente ¿no lo vamos a hacer?
¿Cuánta gente, amigos, familiares hay a tu alrededor que tienes que no se dan crema porque creen que no la necesitan porque ellos no se queman?... Piénsalo. Tú tienes el poder de cambiar las cosas, de evitar que pase. Tienes el poder de hablar, enseñar, informar, aconsejar y concienciar a los que más quieres tanto para protegerse adecuadamente como para proteger al medioambiente.
Aun así, no solo vale con darse un poquito de crema y ya está. El uso correcto de protección solar es la medida más eficaz en la lucha contra el cáncer de piel.
Pero, ¿cómo debemos protegernos correctamente? Aunque ya lo hemos contado en otros momentos, en CHANCE no queremos perder la ocasión para recordarte que lo correcto es aplicarse 2 miligramos por centímetro cuadrado, o lo que es lo mismo dos dedos de largo de crema para cada zona del cuerpo (brazos, torso, piernas -aunque como son más largas se dividirán en dos zonas desde la rodilla hacia arriba y desde la rodilla hacia abajo-). En el caso de ser en spray se recomienda echar alrededor de 4 o 5 toques en el cuello y en la cara.
Los laboratorios dermatológicos Avène han realizado un estudio revelador con 40 voluntarios con diferente intensidad solar para que podamos observar cómo incide en nuestro cuerpo el sol con o sin protección.
1.- Índice 2 de rayos ultravioletas (UV). Esto vendría a ser un día de invierno nublado en París o Madrid sin protección.
Nada más salir a la a calle ya hay lesiones que se producen en el núcleo de las células.
2.- Índice UV 11. Radiación ultravioleta extrema en una playa como la de Copacabana. Se da crema cada 3 horas dándole un 2mg por centímetro cuadrado. En este caso se puede ver como el protector protege en un 99 por ciento deduciendo que es fundamental ponerse la cantidad de protección correcta.
3.- Se hizo el mismo estudio poniéndose solo el 0,75% y se parecía que aunque hay manchas rojas, hay incluso menos que en el primer estudio en el que se paseaba por Madrid o París, un día nublado de invierno. Aquí se protegía hasta en un 88% sin tener la cantidad adecuada.
De este estudio se deduce que con un protector es como si no te expusieras al sol. Eso no quiere decir que en verano necesites echarte un 50 plus de protección ya que con un factor 15 o un 20, valdría.
Durante un encuentro realizado por la firma creada por el farmacéutico M. Pierre Fabre el marco de salud y sol, muchas caras conocidas como las actrices Lydia Bosch, Paloma Lago, Ruth Gabriel o Laura Pamplona como la regatista Theresa Zabell,o la cineasta, actriz, presentadora y reconocida y premiada documentalista Mabel Lozano han querido contarnos cómo es su relación con el sol y como ha sido anteriormente antes de conocerse los efectos nocivos del sol con una mala protección.
Lydia Bosch, con un tono piel de lo más envidiado nos explicaba: "Tengo la piel un poco sensible y en el momento que me dan un beso con barba me salen manchas rojas, y me doy mucha crema y bebo mucha agua, como tres litros y bebo todo el año zumo de zanahoria".
CH: Tienes muy buen color.
L.B: Yo creo que es por la zanahoria. Me comentaron que era muy bueno tomar zumo de zanahoria y en cuanto me toca un poquito el sol, me pongo morena.
CH: ¿Qué locuras has hecho antes de conocer los efectos nocivos del sol sin una buena protección cuando no teníamos cultura?
L.B: Pues creo que he hecho la locura esa que hacemos todos de ponernos una crema marrón por no dar marcas, o ponernos coca-cola, estar en el sol las peores horas. Comías rápidamente y te ibas a tomar el sol.
CH: Quién nos iba a decir que tendríamos que tener tanto cuidado y que ojo cuidado con el skin cancer.
L.B: Sí, ¿verdad? Y más cuando dicen que la piel tiene memoria, pues como tenga memoria, con la cantidad de cosas que he hecho, que he hecho las peores de joven. Lo que sí que es cierto es que tomo el sol en las horas buenas antes de las 12 y a partir de las seis de la tarde pero solo media hora por la mañana y media por la tarde para ir manteniendo sin quemarte.
La historia de Ruth Gabriel viene a ser la misma que la de Lydia Bosch: "Por supuesto información, la información es muy básica. Tomar el sol cada dos horas y ver como nos han explicado que hasta un día nublado de invierno el sol te está afectando".
CH: ¿Has hecho muchas locuras de joven?
R.G: Uff todas, todas... Además ahora podemos informar a los más pequeños con sensatez. Lo que hay que tener claro es que el sol no es enemigo, el sol es fuente de vida y sigue siendo nuestro amigo pero también es amigo nuestro cuerpo y lo tenemos que cuidar.
Paloma Lago es una de las embajadoras de la firma de lo más concienciada: "La suerte de tener a Avène tan cerquita y ser embajadora, es muy importante. Yo estoy muy concienciada y además eso me hace ser más feliz porque el hecho de estar cuidada me hace dar lo mejor de mi misma y esto hace que esté muy pendiente de ello".
CH: ¿Cómo te proteges?
P.L: Pues debajo de mi maquillaje, o cuando salgo a hacer deporte, o a pasear o en mis vacaciones siempre llevo mi protección solar que están para velar para mi.
CH: Tu hijo, que ya es universitario y ha superado la adolescencia, ¿te ha costado que se proteja?
P.L: No. Conozco a Avène desde el punto de vista no solo estético sino demartológico y cuando empecé a tener dudas me dirigí al dermatólogo y desde el primer momento me recomendó productos Avène. Desde hace años los mejores profesionales del mundo los recomiendan.
CH: ¿Has hecho muchas locuras con el sol cuando eras joven?
P.L: Por suerte yo soy gallega y allí en Galicia hay veranos soleados pero no es la virulencia de los sitios del sur o de los de las islas y no te expones tanto al sol. Sí que es cierto que, como cualquier jovencita, sí que me he queamdo con los hombros, la punta de la nariz o los pómulos, pero pertenezco a una región que ha sido positiva en ese sentido.
Pero luego a lo largo de mi vida y por mi trabajo sí que por una sesión de fotos en un sitio tropical sí que he tenido mis quemaduras. Hay que estar muy pendientes, como decían en la exposición a la que hemos asistido no solo cuando crees que estás expuesta como en la playa sino cuando vas por la calle.
CH: Tienes lunares y te preocupas, ¿cómo hay que cuidarse?
P.L: Preocupan los lunares que cambian de forma y de textura. No hay que ser aprensivos a los lunares, pero sí que es un indicativo de que hay que vigilarse más que otros que no lo salen. Una vez al año me hago un estudio con mi seguro médico que me controlan como van, si me han crecido y hasta ahora tengo suerte de que están bien pero me vigilo.
A la protección solar se une la protección medioambiental. Cada vez tenemos más conciencia medioambiental pero son las propias marcas las que nos inciden en esta labor. Juan Luis López, biólogo y Marketing Manager de los laboratorios de la casa francesa explica detalladamente: "Hay filtros que no son inocuos que pueden hacer que hasta las algas cambien de sexo, lo que haría que cambiase el ecosistema. Un ejemplo muy palpable es el petróleo. El petróleo es biodegradable, pero si hay una castástrofe, es un problema porque la zona dañada tarda muchos años en recuperarse".