Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un puñado de almendras al día puede hacer más saludable la dieta

Investigadores de la Universidad de Florida (Estados Unidos) aseguran que sólo un puñado de almendras al día puede servir para hacer más saludable la dieta y que tenga más aportes nutricionales, según los resultados de un estudio publicado en la revista 'Journal of Nutrition Research'.
Los investigadores se basaron en los datos de 28 parejas de padres e hijos del norte del estado de Florida, a los que se pidió que durante tres semanas comieran 1,5 onzas (unos 42 gramos) de almendras peladas al día, mientras que los niños debían comer media onza diaria.
En el estudio se tuvo en cuenta el índice de alimentación saludable, que se utiliza para medir la calidad de la dieta en función de las recomendaciones nutricionales, de modo que una puntuación por debajo de 51 muestra una dieta pobre, entre 51 y 80 una necesidad de mejora, y más de 80 muestra una dieta saludable.
De media, al inicio del estudio los padres presentaban un índice de 53,7 puntos (más menos 1,8) y los hijos 53,7 (más menos 2,6). Pero después de la recomendación del consumo de almendras, la media se incrementó hasta los 61,4 puntos, con un diferencial del 1,4 en los padres y un 2,2 en niños.
Esta mejoría se produjo gracias a un descenso en la ingesta de proteínas y calorías, ya que los investigadores admiten que las almendras habían sustituido al consumo de 'snacks' salados y bollería industrial, ha explicado Alyssa Burns, autora del estudio.
Durante los últimos 20 años, el consumo per cápita de frutos secos ha bajado en niños de 3 a 6 años al tiempo que ha aumentado el de aperitivos salados, de ahí la necesidad de incidir en este grupo de edad para fomentar hábitos de vida saludables que pervivan hasta la edad adulta.