Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué no quiere Nicolas Cage que veas su próxima película?

Nicolas Cage no quiere que veas su próxima película Dying of the Light, debido al abuso que la productora Lionsgate ha ejercido sobre su director. Y al no poder protestar por contrato... lo hace con una camiseta.
Se trata de una cinta de Paul Schrader, guionista de Taxi Driver, que ha compartido en su cuenta de Facebook una imagen en la que el productor Nicolas Winding Refn, el actor Anton Yelchin, Nicolas Cage y él mismo aparecen con unas camisetas que muestran un mensaje de protesta.
El problema, según explica el propio Schrader, se encuentra en que el montaje de la película lo ha hecho la productora, y no él aunque sea su creador:
"Perdimos la batalla. Dying of the Light, película que escribí y dirigí, me fue arrebatada y fue reeditada y montada sin mí. Grindstone (división de Lionsgate) ya ha lanzado su póster y tráiler. Mientras, aquí estamos Nick Cage, Anton Yelchin, Nic Refn y yo con nuestras camisetas de 'No descrédito'. La claúsula de 'No descrédito' es una parte del contrato de los artistas por el que este podrá ser denunciado por la productora en caso de haber dicho algo despectivo de su cinta. Sin comentarios con respecto a la película o sus participantes".
Para resumir, las camisetas son una manera de protestar contra la película y contra Lionsgate, evitando así decir nada de forma directa con lo que puedan ser denunciados.
Dying of the Light llegará a los cines estadounidenses el 5 de diciembre, aún sin fecha para su estreno en España. La película trata sobre un agente de la CIA (Cage) que tiene demencia pero que, a pesar de ello, está determinado a detener a un terrorista que creía haber matado años atrás. Su tráiler -con montaje de Lionsgate- ya se encuentra online.