Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las rabietas de Suri Cruise, ¿consecuencia de la Cienciología?

La tarde de compras de Katie Holmes y su hija Suri terminó con un abrupto final. La hija de Tom Cruise y Katie Holmes decidió sentarse en el suelo y no moverse de allí. Y, al parecer, no ha sido la única rabieta que ha tenido la niña de tres años en los últimos tiempos. Detrás de este comportamiento parece asomar el espectro de la Cienciología, según señala The Daily Mail.
Con unos padres tan famosos, Suri nunca ha llevado una vida totalmente normal, especialmente teniendo en cuenta la dedicación de su padre a la Iglesia de la Cienciología (ocupa el segundo lugar en la jerarquía 'eclesiástica' en California).
En los últimos tiempos, Suri tiene más rabietas y se encuentra más cansada, según fuentes cercanas a la familia. En este comportamiento podría estar influyendo la forma como Suri es educada en la Cienciología, según el periódico.
Los cienciólogos no tratan a los niños de forma especial, sino como a cualquier adulto. De acuerdo con el fundador de la religión, L. Ronald Hubbard, el cuerpo humano no es más que una vasija en el que viaja un espíritu a la deriva. Así, los niños no son sólo 'almas inocentes' sino que sus cuerpos son los recipientes para antiguas almas, que han vivido muchas vidas anteriores. Por lo tanto, no hay razón para tratar a los niños de forma distinta a los adultos, incluso cuando se trata de un castigo.
Especialmente importante es la noción de que a los niños criados en la Cienciología (los bebés como Suri, que ya ha sido registrada en la Academia de Villa Nueva, una escuela que supuestamente utiliza los métodos de enseñanza de Cienciología) se les debe permitir que la "autodeterminación".
Algunas personas que han sido educadas por sus padres en la Cienciología, y que luego se han distanciado de ella al crecer, lamentan la pérdida de su infancia, describiendo el adoctrinamiento como equivalente a abuso infantil.
Sin trato con otros niños
Muchos padres cienciólogos también son reacios a permitir que sus hijos se socialicen con niños que no son educados en las rígidas directivas de la Cienciología. Y, por lo visto, los Cruise no son diferentes en este sentido.
Incluso a Suri, en sus dos diferentes clases de baile en Los Ángeles (la pequeña, con tan sólo tres años ya ha expresado su deseo de ser actriz y bailarina cuando crezca), no se le permite socializarse con sus compañeros fuera de las horas de clase. Su madre, o la persona que acuda a buscarla, la saca inmediatamente de allí después de la lección.
"Suri sabe quiénes son los amigos de sus padres y lo que hacen para ganarse la vida, y no llama a sus padres papá y mamá, sino Tom y Kate", dice un ex colega de la pareja.
"Suri no participa en juegos con otros niños y pasa la mayor parte de su tiempo con los adultos. Te rompe el corazón verla jugar con sus muñecas porque todo su juego consiste en hacer de niñera de sus muñecas", añade.
"Cuando Suri quiere ir de compras, Katie sale con ella y la sigue, comprando todo lo que la niña quiere. Ella ayuda a Suri a cambiarse media docena de veces al día y sigue a su hija como si fuera una transportista. Parece que una gran diversión para Suri", afirma la fuente.
¿Reencarnación del fundador de la Cienciología?
Una explicación para este trato extraordinario para Suri podría encontrarse en el hecho de que muchos cienciólogos creen que la niña es el espíritu reencarnado de Hubbard.
De hecho, Andrew Morton escribió en su biografía de Tom Cruise que algunos "fanáticos" cienciólogos creen que Suri es en realidad el resultado de una donación de esperma de Hubbard.
Sin embargo, la explicación más probable es más prosaica. Suri es hija biológica de Tom y Katie, que pueden darse el lujo de 'malcriarla' comprándole todo lo que quiere.
En cuanto a la Cienciología, a la edad de seis años le pequeña celebridad serán objeto de "auditoría", un examen que consiste en interrogar a los niños sobre todos los aspectos de su vida mientras estaban conectados a un detector de mentiras. Las preguntas para los pequeños, 99, incluyen algunas como ¿Alguien te ha dicho algo que no debes decir?, ¿Tienes un secreto? o ¿Alguna vez has sido cobarde? Para el Daily Mail, ninguna cantidad de mimos compensa eso.