Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El recibo de la luz sube un 1% en mayo y repunta por primera vez en el año

El recibo medio de electricidad ha experimentado una subida del 1% en mayo con respecto al mes anterior, con lo que registra su primera subida desde que se inició 2016, según datos recogidos por Europa Press a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).
De esta manera, la factura corta la espiral bajista que le había llevado a acumular un abaratamiento del 19% hasta abril, después haber caído en los meses de enero (-10,6%), febrero (-6,5%), marzo (-0,4%) y abril (-3,1%), según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).
En mayo, este consumidor medio ha pagado un total 56,49 euros por el recibo de la luz, frente a los 55,89 euros en abril. En la comparativa se toma el mes de abril, más el último día de marzo, para realizar un cálculo homogéneo.
Los 56,49 euros de mayo se pagan a razón de 15,20 euros por término fijo, 28,74 euros por el consumo, 2,25 euros por los impuestos eléctricos y 9,7 euros por el IVA.
Esta evolución de precios corresponde a un consumidor medio similar al utilizado por el Ministerio de Industria en sus cálculos, con una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora (kWh), propia de una familia con dos hijos.
A pesar de este cambio en la tendencia, el recibo de la luz registra un abaratamiento en torno al 16,6% con respecto al mismo periodo de 2015.
Así, un consumidor medio ha pagado un total de 289,7 euros en los 152 primeros días del año, frente a los 347,6 euros que destinó a la factura de la luz en el mismo periodo del ejercicio anterior, según datos recogidos por Europa Press a partir del simulador de la CNMC.
Esta caída acumulada en 2016 se debe, principalmente, al descenso registrado en el precio de la electricidad en el mercado mayorista, conocido como 'pool', especialmente en los dos primeros meses del año, debido, en una parte importante, a la mayor presencia de la eólica y la hidráulica, gracias a los temporales de lluvia y viento.