Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una actriz porno reclama una prueba de paternidad a Tiger Woods

La actriz de cine porno Devon James ha presentado una demanda en un juzgado de Florida para demostrar que Tiger Woods es el padre de su hijo, según el diario 'Daily News'. La mujer pretende que un juez determine la paternidad y lo obligue a asumir los deberes como padre del menor que ahora tiene nueve años.
La mujer ha asegurado que tenía 19 años de edad y trabajaba en un proyecto caritativo en Hawai cuando conoció al campeón de golf.
"Quedó embarazada, pero decidió no decírselo a Tiger", escribió el rotativo neoyorquino citando una fuente no identificada próxima a la demandante, que supuestamente informó a Woods años después del nacimiento de su hijo mientras le servía como prostituta de lujo.
James, cuyo verdadero nombre es Melinda Janette, solicita al juez que determine la paternidad de su hijo Austin, de nueve años de edad, que supuestamente es fruto de una antigua relación entre ambos.
Otros medios estadounidenses han hecho eco también de las alegaciones de James contra Woods, que compite en estos días en el Abierto de Estados Unidos de golf en California y que durante meses ha tenido que hacer frente a numerosas informaciones alusivas a relaciones sexuales extramaritales.
El sitio en internet TMZ.com, que se ocupa de temas relacionados con el espectáculo y las celebridades, señala que la acción legal planteada por James y tramitada este jueves tiene por objetivo establecer la paternidad del niño y otros aspectos relacionados con las obligaciones de los padres hacia el menor.
La madre de la actriz de películas para adultos, Sandra Brinling, posee la custodia del menor y ha asegurado que ya se realizó una prueba de ADN hace ocho años que determinó que otro hombre y no el golfista era el padre de Austin.