Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La rehabilitación del cerebro joven puede mejorar el tratamiento de la esquizofrenia

La rehabilitación del cerebro joven puede mejorar el tratamiento de la esquizofrenia, según han demostrado en un estudio investigadores de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos). Así, consideran que el entrenamiento cognitivo temprano "es una estrategia aprovechable para hacer frente a las deficiencias neuropsiquiátricas".
Tras analizar en ratas de laboratorio este sistema basado en ejercicios de la función ejecutiva que enseñan a centrar su atención selectiva y recordar información importante, los expertos señalan, en declaraciones realizadas a la Agencia SINC y recogidas por Europa Press, que los resultados son "prometedores" para el tratamiento de enfermedades cerebrales como la esquizofrenia.
El estudio, que ha sido publicado en la revista especializada 'Neuron', evidencia pues que una intervención temprana "puede ser un enfoque viable para el tratamiento". Y eso a pesar de que históricamente estos métodos "han sido de valor limitado debido a que se han aplicado en pacientes con condiciones demasiado avanzadas", subrayan desde este centro universitario neoyorquino.
Sin embargo, ahora se ha descubierto que el entrenamiento mental aprovecha el potencial de desarrollo del cerebro joven para compensar los circuitos neuronales anormales. "Si se detecta una anomalía en el cerebro lo suficientemente pronto, se puede redirigir la trayectoria del desarrollo para resolver los problemas que enfrenta el cerebro adulto", indica uno de los autores de este trabajo, el doctor André Fenton.
Los pacientes de esquizofrenia realizan diariamente rehabilitación cognitiva, algo que "puede mejorar su cognición", manifiesta el científico. Sin embargo, reconoce que sus mejoras asociadas "son limitadas". Por ello, concluye que el entrenamiento mental "debe hacerse cuando el cerebro es flexible para conseguir las competencias de uno normal".