Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vermut traspasa la frontera del aperitivo y se reinventa como cóctel

Es una referencia en nuestra cultura. Nos acompañó en nuestras mañanas de domingo y ahora vive su segunda juventud. Tras unos años de menos auge, el vermut vuelve con fuerza. "Es una bebida original, muy amable", "abre el apetito y refresca" y "es muy sano", dicen algunos de sus consumidores. Es, además, el aperitivo perfecto si va bien acompañado, por ejemplo, con una buena anchoa de Cantabria, como nos aconseja el propietario de una conocida taberna, Ángel Monje. Una bebida con mucha chispa. La hay para todos los gustos: en Italia es común que sean un poco más amargos. Aquí nos gustan más suaves. Un entusiasmo que se ha notado en las bodegas, que han aumentado un 20-25% la producción.  La que nació como una bebida medicinal desde septiembre tiene su propio museo en Reus, un espacio en el que recordar la esencia de la tradición y brindar con los amigos. Además, traspasa la frontera del aperitivo y se reinventa con versiones más sofisticadas que también dejan un buen sabor de boca.