Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La rocosa Paraguay busca un empate para estar en cuartos

Las selecciones de Paraguay y Nueva Zelanda se enfrentarán (16.00 horas), en el Peter Mokaba de Polokwane, en el último encuentro del Grupo F del Mundial de Sudáfrica, donde ambos combinados buscarán prorrogar su buena actuación a lo largo del campeonato alcanzando los octavos de final.
Tras su victoria (2-0) en la jornada precedente ante Eslovaquia, los pupilos de Gerardo Martino afrontan este último compromiso de la fase previa con la vitola de favorito, la misma que le reporta su momentáneo liderato de grupo con 4 puntos, dos más que los que atesoran tanto neocelandeses como italianos, con lo que un empate les clasifica seguro e incluso podría serviles una derrota, según el resultado del otro encuentro.
 Las buenas sensaciones que llevan mostrando los 'albirrojos', edificadas a partir de una defensa rocosa y muy difícil de batir (sólo un gol en contra), así como su mejoría de cara a portería, con un Vera entonado y con Valdez libre de movimiento, son los principales argumentos de un conjunto que confía en sus armas para alcanzar su cuarto pasaporte para los octavos de final de una Copa del Mundo, tras los de 1986, 98 y 2002.
Por su parte, los 'All Whites' están ante una oportunidad histórica en su segunda participación mundialista --la primera fue España'82--. Catalogada como 'comparsa', tras sus bregados empates ante Eslovaquia e Italia, el bloque oceánico deberá salir a por la victoria y mirar de reojo el desenlace del Eslovaquia-Italia.
Y es que tanto los eslovacos como el vigente campeón planetario mantienen su pugna abierta por albergar el segundo billete para la siguiente fase, por lo que las cábalas entre ambos partidos son amplias.
A Paraguay le falta al menos un punto y Nueva Zelanda necesita ganar para depender de sí misma. Las tablas podrían dejar en octavos a ambas, para lo que los de Ricki Herbert necesitarían que también en el otro partido se diera un empate y que los 'azzurri' no lo hiciesen marcando más que los oceánicos.
De hecho, si se dieran dos empates idénticos en los dos encuentros, entraría en juego el azar en un sorteo para romper el equilibrio de la balanza. Mientras, Paraguay puede meterse incluso perdiendo, si se registra un empate en el otro encuentro o si Eslovaquia gana, pero no les remonta la diferencia de cuatro goles.
La clasificación de Paraguay, confirmaría el dominio de los países iberomericanos en el Mundial de Sudáfrica, ya que Argentina, Uruguay y México ya han confirmado el pase y Brasil también podría certificarlo, lo mismo que Chile.
De todas forma, pese a la hipotética superioridad de la selección sudamericana, el partido se presenta igualado, sobre todo después de que lo neocelandeses hayan ganado enteros y moral con sus dos empates. Así, se decidirá por meros detalles debido las pocas fisuras que ofrecen los dos dibujos tácticos.
En el caso de los guaraníes, tratarán de abordar la posesión del balón y mantener su firmeza defensiva, línea en la que la duda es el zaguero Antonio Alzaraz, con un esguince de tobillo, mientras que Jonathan Santana, con una contractura en el muslo izquierdo también se perdería el duelo.
Por otro lado, el bloque 'kiwi' apelará al espíritu de sus atacantes Killen, Fallon y Smeltz para mantener vivo el sueño de un país que busca escribir su nombre en la historia, y consiguiendo su primera victoria en un Mundial, tras sumar tres derrotas en su presencia en España.
PARAGUAY: Villar; Bonet, Alcaraz, Da Silva, Morel; Vera, Cáceres, Riveros, Santa Cruz, Valdez y Barrios.
NUEVA ZELANDA: Paston; Reid, Nelsen, Vicelich, Smith, Lochhead; Bertos, Elliot, Smeltz, Killen y Fallon.
ARBITRO: Yuichi Nishimura (JAP).