Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño rumano de cinco años presume de su cuerpo de culturista

"Apenas se sostenía en el suelo y ya quería ir al gimnasio". Así describe Iulian Stroe la afición de su hijo por levantar pesas. Con cinco años Giuliano presume de un cuerpo de culturista. El niño reconoce, al diario , que "la fama no se me ha subido a la cabeza. Disfruto de la a pintura, de los dibujos animados y jugando en el parque cuando no estoy en el gimnasio". Este niño rumano ha conseguido entrar en el Libro Guinnes tras conseguir pararse de manos caminando con una bola entre las piernas. 'Daily Mail'