Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La salamandra gigante de Japón: un dinosaurio injertado en el siglo XXI

Una criatura mítica, única en su especie; la salamandra gigante de Japón es un dinosaurio prehistórico injertado en pleno siglo XXI. La BBC ha grabado un ejemplar de esta especie que vive en la ciudad de Maniwa, a unos 800 kilómetros al oeste de Tokio. "Es increíble", explicó a la cadena británica Claude Gascon, director de programas científicos de la organización Conservación Internacional.
El animal mide 1,7 metros, tiene una cabeza enorme y está cubierto de una piel correosa, según el corresponsal de medio ambiente de la este medio, Richard Black. Además, "pueden atacar y lastimar", "por lo que hay que tener cuidado", según Takeyoshi Tochimoto, experto en esta especie.
El hanzaki más gigante que se ha visto en la Historía medía diez metros y merodeaba las zonas rurales comiendo animales, según una leyenda del siglo XVII. Según el mito, un héroe, Mitsui Hikoshiro, se dejó tragar por el anfibio para, una vez dentro de su panza, abrirlo en canal.
Pero, según recoge esta televisión, el heroico acto sólo trajo más problemas: los cultivos se estropearon y la población, incluido Hikoshiro, empezó a morir por causas extrañas. Los pobladores entiendieron que el espíritu de la salamandra se estaba vengando desde el más allá. Por eso, en Maniwa hay un santuario dedicado al hanzaki.