Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Tengo la sensación de ir a la guillotina"

Laurent Blanc. FOTO: Getty.telecinco.es
El nuevo seleccionador francés, Laurent Blanc, aseguró estar "muy orgulloso" de tomar el relevo de Raymond Domenech y confía en llevar a los bleus al lugar que se merecen tras el fiasco en el Mundial de Sudáfrica, aunque advierte sobre la necesidad de ser "humildes".
"Estoy muy orgulloso de estar hoy aquí en la sede de la Federación como seleccionador del equipo de Francia. Para mí, la selección es lo máximo. Siempre ha habido un hilo conductor en mi carrera y el equipo nacional siempre ha estado por encima de todo", afirmó en rueda de prensa.
El ex técnico del Girondins de Burdeos sabe que en la próxima clasificación de la FIFA, Francia podría estar por debajo de la décima plaza: "Antes de este Mundial, nuestro equipo podía permitirse decir que iba a una Eurocopa o a un Mundial a ganar. A partir de ahora, tendremos que ser humildes".
En cuanto al motín de los internacionales contra Domenech reconoció haber seguido los acontecimientos con mucha tristeza: "Estoy decepcionado por el balance deportivo, pero sobre todo por ciertos comportamientos. Lo que más me ha decepcionado es el comportamiento del grupo en el entrenamiento a 48 horas de un tercer partido contra Sudáfrica. Los responsables de dicha decisión fueron numerosos. Pero no voy a sancionarles. Yo seré juzgado por conseguir los mejores resultados y tener el mejor equipo".
Por otra parte, no piensa apartar, a priori, a Patrice Evra y Franck Ribéry, dos de los principales artífices de la revuelta: "Si considero que son los mejores en su puesto, los convocaré. No voy a entrar en detalles, hablaré con los interesados. Pero en los textos de la Federación no hay sanciones disciplinarias".
El técnico reconoció un "compromiso total" con la selección y dejó claro que, aunque tenía "otros desafíos, ninguno representaba lo mismo que la selección". "Soy consciente de que represento a la selección, los derechos y los deberes de esta camiseta", apostilló.
Por ello, aseguró que sus lemas serán rigor, disciplina y placer destacando las ambiciones deportivas que tiene puestas en el equipo. "Tengo un desafío muy difícil, pero voy a guiar a la selección". Además, bromeó sobre la tensión que se vive en el seno de la selección. "Ahora mismo tengo la sensación de ir a la guillotina. Espero que este clima cambie", indicó, asegurando que el equipo nacional debe ser "el hilo conductor de la carrera" de todo futbolista.
"No hay nada más importante que una convocatoria de la selección. Ganar títulos con tu país es una gran alegría. Cuando eres jugador tienes distintos tipos de ambiciones. A los 16 años, quieres un contrato profesional, después ser titular. Más tarde, un gran club francés y después, un club extranjero. Pero la selección, debe ser el hilo conductor de la carrera", concluyó.