Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR y Vodafone Foundation facilitan que 18.000 niños del campo de refugiados de Dadaab estudien con tablets

El Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Vodafone Foundation han anunciado un acuerdo de colaboración para impartir un programa de educación basado en la tecnología móvil a los alumnos de 13 colegios en uno de los campos de refugiados más grandes del mundo, el de Dadaab.
Así, ofrecerán programas de estudios a 18.000 niños y jóvenes refugiados de edades comprendidas entre los siete y los veinte años. Además, un total de 378 profesores en Dadaab serán formados para ofrecer un programa educativo basado en el uso de tablets.
En un comunicado, los promotores de la iniciativa recuerdan que muchos niños en edad escolar llegan al campamento sin haber asistido previamente al colegio y el nivel de escolarización sigue siendo bajo. ACNUR ha advertido que, de los 279.000 niños que viven en Dadaab, el 41% van a la escuela primaria y solo el 8,5% cursan secundaria.
Seis colegios Instant Network Schools de educación primaria y tres de secundaria se abrirán en Dadaab, así como cuatro centros de formación profesional para adolescentes y jóvenes. Safaricom, empresa asociada a Vodafone en Kenia, ofrece conectividad a las 13 escuelas que se abastecen de energía solar. A su vez, Huawei ha donado 235 tablets para el programa.
El profesorado en Dadaab ha sido entrenado en una amplia variedad de programas formativos a través de tablets, ofreciendo a los alumnos conocimientos que de otra manera no serían capaces de aprender por la escasez de recursos educativos.
Las tablets también sirven para que los escolares conozcan lo que ocurre fuera del campo de refugiados. Como parte de sus estudios, los alumnos utilizan la tecnología para contactar con niños y profesionales de colegios de otros países.