Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR cree que el pacto ante el acuerdo UE-Turquía para refugiados prueba que "con voluntad, se puede"

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Francesca Friz-Prguda, celebra la resolución en la que Gobierno y grupos parlamentarios han consensuado este miércoles que España rechace en Bruselas la expulsión colectiva de refugiados a Turquía, una muestra a su juicio de que "con voluntad política" se puede avanzar. Recuerda que el acuerdo que salga del Consejo Europeo será aplicable a todos los Estados miembros en su relación de fronteras con terceros.
"Obviamente en el ACNUR damos la bienvenida a esta resolución y me alegra sobre todo porque subraya de alguna forma que España sí tiene todos los ingredientes para una política de asilo y protección internacional siempre que haya voluntad política, pero lo importante es ahora, pasar de las resoluciones a las acciones concretas", ha señalado.
En su opinión de cara al Consejo Europeo que arranca este jueves, la primera de esas acciones a adoptar sería "el apoyo absoluto y sin titubeos a la incorporación de garantias legalmente definidas en cualquier acuerdo que se firme entre la UE y un país externo como Turquía".
En este sentido, ha recordado que "eso aplica a cualquier país de la Unión Europea que se relacione con un vecino, como el caso de España con Marruecos". "He acogido con particular alegría las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que ha aclarado que las expulsiones colectivas son ilegales. Es estupendo que se aplique este principio en todas las fronteras", ha destacado Friz-Prguda.
Asimismo, la representante en España del ACNUR ha destacado de la resolución aprobada en el Congreso su referencia a la necesidad de promover una política común de asilo en la UE y revisar al alza las cifras del mecanismo de reubicación. "Ojalá eso se refiera a la creación de un mecanismo permanente de reparto de responsabilidades por el que cada país reciba, acoja y proteja a un número de refugiados importante", ha señalado.
En la misma línea, ha comentado que el compromiso alcanzado por Gobierno y oposición de "promover" en Bruselas la apertura de "vías adicionales seguras de llegada" para los refugiados en forma de visados humanitarios, reagrupación familiar o becas, "no debe ser sólo un impulsar, sino un hacer".
"La mejor forma de iniciar este proceso es la participación de España en la reunión de Alto Nivel que se celebrará en Ginebra el 30 de marzo. Es el momento en que España puede no sólo promover estas iniciativas, sino ponerlas en marcha", señala Friz-Prguda.
El ACNUR ha propuesto al Ejecutivo ahora en funciones un plan con "objetivos muy concretos a tres años vista" que pasan por la expedición de 750 visados humanitarios (250 al año) para sirios que están en Jordania y Líbano, un programa de 1.000 becas para refugiados sirios e iraquíes hasta 2018 y "explorar la posibilidad de desarrollar un programa de patrocinio privado para 500 refugiados sirios hasta 2018", algo que considera factible porque "en la sociedad española hay ganas y espíritu de involucrarse".
Friz-Prguda se ha referido también a la necesidad de "acelerar el mecanismo de reubicación de los 18.000 refugiados" comprometidos por España ante la Comisión Europea, que sugiere reubicar a nivel comunitario a 6.000 personas a la semana porque desde mayo de 2015, sólo han encontrado acomodo algo más de 900.
"Nos parece factible y necesario. Hemos trasladado nuestra preocupación por la lentitud del proceso y nos han indicado que los problemas no están de su lado, así que les hemos pedido que identifiquen dónde están esos problemas para que ACNUR pueda darle seguimiento en el ejercicio de nuestro mandato", ha añadido.
Por último, se ha referido a "la acción más concreta" que se podría adoptar y es "transformar España en un país de integración de refugiados". "España ya ha comprobado que puede porque ha sido un país de integración de inmigrantes, así que hagamos un esfuerzo similar con los refugiados porque siguen siendo sólo el 1% de todas las solicitudes de asilo que se presentan en la UE las que registra España", ha añadido.