Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACPV alegará al cierre de Catalunya Ràdio en Valencia que no hubo aviso previo ni existía "problema o debate social"

Abre su tradicional convocatoria con motivo del 25 de abril a "todo aquel que quiera colaborar en un cambio de mayoría social"
Acció Cultural del País Valencià (ACPV) alegará contra el expediente del Ministerio de Industria que motivó el cierre inmediato de las emisiones de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació en la Comunitat Valenciana, y que podría acabar con dos multas de hasta un millón de euros, que no hubo aviso previo y que esas emisiones "nunca habían causado ningún problema ni debate social", sino que "estaban plenamente normalizadas y asumidas por los valencianos".
Así lo ha avanzado este martes su presidente, Joan Francesc Mira, durante la lectura de una declaración institucional acompañado del fundador de ACPV, Eliseu Climent, los miembros de su junta directiva, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, y representantes sindicales y de los grupos de la oposición como Josep Moreno (PSPV), Enric Morera (Compromís) y Marga Sanz (EUPV), entre otros.
Mira ha expresado su "sorpresa" por el expediente incoado sin aviso previo y ha planteado "si hay una voluntad de castigar a ACPV independientemente de lo que haga". Además, considera "absolutamente desproporcionada" la cuantía de las posibles multas al ser una asociación cultural sin ánimo de lucro y critica la "dureza" de la notificación de Industria y su "tono áspero, seco y amenazante".
El dirigente de ACPV ha indicado que esperan que el Ministerio "atienda al hecho de que esas emisiones nunca han sido objeto de ningún problema, queja o denuncia" y a la "inmediata" reacción de la entidad ante el expediente en el sentido de hacer efectivo el cierre.
Desde ACPV critican que, al haber "forzado" el fin de esas emisiones, "el Gobierno del PP ha dejado al País Valenciano sin ninguna radio ni televisión pública en su lengua propia" tras haber "cerrado seis canales de televisión y cuatro emisoras de radio", en lo que consideran un ejercicio de "censura" que "coloca al País Valenciano en una situación de emergencia lingüística e informativa".
"RECUPERAR LOS MEDIOS CERRADOS POR LA FUERZA"
Por este motivo, la entidad ha convocado una concentración ante el Palau de la Generalitat este miércoles a las 19.00 horas, junto con el comité de empresa de Radio Televisión Valenciana (RTVV) y la Unió de Periodistes para "denunciar la censura" y "ratificar la voluntad de ACPV recuperar todas las radios y televisiones en nuestra lengua propia que han sido cerradas por la fuerza", ha subrayado Mira.
Así, ha espetado al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que "ha de ser consciente de que es una batalla que ya le han ganado porque una amplísima mayoría de valencianos no está de acuerdo con la censura, quiere recuperar sus televisiones y radios y lo hará porque las mayorías sociales acaban imponiéndose a las censuras políticas".
Por su parte, el fundador de ACPV se ha referido a Fabra como "heredero político de Camps" en esta cuestión, al considerar al Consell responsable último del "montaje" que ha motivado el expediente y de haber "cruzado una línea roja" con el cierre de medios y la "nueva persecución jurídica y económica contra ACPV".
A su juicio, se trata de "un abuso de poder que sólo expresa una grave crisis de liderazgo político y social de un presidente y de un gobierno que ya han agotado su ciclo e intentan alargarlo de manera desesperada con censura y represión, sin ningún respeto a la proporcionalidad y la responsabilidad en el uso del poder que otorga la mayoría absoluta", algo que también afecta a la educación y sanidad públicas, los parados o las víctimas del accidente de metro.
"HA LLEGADO EL MOMENTO DE DECIR BASTA"
"Ha llegado el momento de decir basta", recalca Climent, quien ha anunciado que ACPV convertirá su tradicional convocatoria con motivo del 25 de abril, que tendrá lugar el día 26, en "una movilización de todos los sectores que quieren un País Valenciano limpio de tanta corrupción, mala gestión y autoritarismo", para lo que abrirá el acto "a todo aquel que quiera colaborar en un cambio de mayoría social".
El secretario de la entidad, Toni Gisbert, ha destacado que ese "proceso de movilización social" tiene como primer paso la concentración de este miércoles, pero habrá futuras convocatorias y también tienen intención de "llevar a Europa la situación que sufre el País Valencià tras el cierre de TV3, RTVV y Catalunya Ràdio".
Han aludido, en este punto, a la comunicación que les ha hecho llegar la Red Europea para la Igualdad Lingüística (ELEN) acerca de la presentación de diversas interpelaciones parlamentarias y el intento de bloquear posibles partidas presupuestarias del Parlamento Europeo a España ligadas al respeto de los derechos lingüísticos. En su escrito, ELEN tilda de "completamente inaceptable" la conducta del Gobierno y expone que "no tiene ninguna base jurídica que la pueda justificar y contraviene tanto las normas internacionales como las europeas sobre derechos humanos en esta materia", por lo que se compromete a informar a las autoridades europeas sobre esta cuestión.