Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AECC preocupada por la deficiente cobertura psicosocial de los pacientes en paliativos

La Asociación Española Contra el Cáncer quiere manifestar su "profunda preocupación" por la deficiente cobertura de atención psicológica, social y recuerda a las autoridades que," de un año a esta parte, lejos de mejorar la situación ha empeorado".
La denuncia se produce tras conocer el informe sobre la situación de los cuidados paliativos en España, publicado por la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), que afirma que sólo el 25 por ciento de los recursos cuentan con psicólogos y trabajadores sociales lo que, añaden, "es claramente insuficiente para cubrir con garantías las necesidades de los pacientes y familiares al final de la vida".
Desde la asociación recuerdan que es necesario garantizar el acceso a cuidados paliativos para todas las personas que lo necesiten; respetar las preferencias del enfermo si desea permanecer en su domicilio, siempre que las condiciones de la persona enferma y su entorno familiar lo permitan; y asegurar la disponibilidad de la atención al duelo, de manera que favorezca la continuidad en el cuidado de la unidad familiar.
Asimismo, facilitar el trabajo multi e interdisciplinar, así como la coordinación adecuada de los profesionales que aportan alivio y cuidados en todas las dimensiones de la calidad de vida del enfermo y su familia (física, emocional, social y espiritual); facilitar la participación de los pacientes y cuidadores en el proceso de atención; dotar al cuidador principal de los recursos de apoyo necesarios que mejoren tanto la calidad de vida de su familiar enfermo como la suya propia; y fomentar la solidaridad social en el acompañamiento a las personas en el final de la vida a través del voluntariado formado para ello.