Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La AEMET activa el aviso rojo, riesgo extremo, en Pontevedra donde se esperan 30 l/m2 en una hora

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado el aviso rojo, que significa riesgo extremo --el más alto en la escala de alertas-- para la provincia de Pontevedra, donde este jueves se esperan precipitaciones de 30 litros por metro cuadrado en una hora y de 120 litros por metro cuadrado en 12 horas.
Además, se ha activado el aviso naranja --riesgo importante-- en Lugo y Orense, donde se prevén cantidades de hasta 80 litros por metro cuadrado en doce horas. También mantienen el aviso por lluvias, con cantidades previstas de 60 litros por metro cuadrado en 12 horas, en La Coruña, Asturias, León, Burgos, Palencia y Zamora.
Mientras, el viento, con rachas máximas de 80 kilómetros por hora, mantendrá con aviso amarillo a Burgos, Cantabria, León, Palencia y Pontevedra.
Asimismo, los fenómenos costeros tendrán en situación de riesgo (amarillo) a La Coruña y Pontevedra, donde tendrán mar compuesta de oeste con olas entorno a 4 metros.
Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado a Galicia por lluvias intensas y persistentes, que serán "más intensas" en Lugo y "muy intensas" en Pontevedra.
También se esperan lluvias "fuertes" en Asturias y algunas zonas de Castilla y León, especialmente en las provincias de Zamora y de León. Estas precipitaciones irán acompañadas de fuertes vientos en tierra y la costa gallega. Los vientos persistirán hasta el viernes 17.
Dado el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos, Protección Civil y Emergencias aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.
Ante las lluvias intensas recomienda que si se va conduciendo, disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse por las zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. En caso de tener que viajar, aconseja circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.
En el caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, recomienda tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos porque el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre las zonas inundables y arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.
Si comienza a llover de forma torrencial, insiste en recordad que existe riesgo de inundación, por lo que aconseja no atravesar ni con el vehículo ni a pie los tramos inundados, porque se desconoce lo que puede haber debajo del agua y localizar los puntos más altos de la zona. No se debe intentar salvar su automóvil en medio de una inundación.