Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI entrega más de 44.000 firmas en la Embajada rusa para pedir a Putin derogar leyes contra la libertad de expresión

Amnistía Internacional España ha entregado esta mañana más de 44.000 firmas en la Embajada de Rusia en Madrid para pedir al Presidente ruso, Vladimir Putin, que derogue de manera inmediata las leyes que obstaculizan la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica en Rusia.
Este acto forma parte de una campaña internacional puesta en marcha por la ONG, que tiene previsto presentar hoy en Moscú más de 336.000 firmas de 112 países con esta misma petición. La campaña se ha puesto en marcha motivo de la próxima inauguración el 7 de febrero de 2014 de las XXII Olimpiadas de Invierno en la ciudad rusa de Sochi.
La entrega de firmas coincide con diferentes acciones públicas que Amnistía Internacional está realizando en ciudades como Berlín, Londres, Madrid, Moscú, París, Oslo y Sidney, entre otras. "Las autoridades rusas tienen que aprovechar la oportunidad para trabajar activamente para promover y defender estos derechos", ha señalado en un comunicado.
AI ha lamentado que tras las multitudinarias protestas de 2012 en Moscú y en otras partes de Rusia contra el presunto fraude y las violaciones cometidas durante las elecciones parlamentarias y presidenciales, se hayan aprobado nuevas leyes y modificaciones a otras ya existentes "que dificultan el ejercicio de la libertad de expresión, reunión y asociación".
"Unas leyes que son contrarias tanto a las obligaciones internacionales contraídas por Rusia, como a la propia Constitución del país", ha alertado. Esta organización calcula que en 2012 la policía detuvo a casi 4.000 personas en unas 200 protestas en Moscú y su región.
Asimismo, ha recordado que durante el año 2013 el número de protestas disminuyó significativamente, si bien cientos de personas fueron detenidas en todo el país, una pauta que "continúa" este año, tras las detenciones en una concentración pacífica en solidaridad con los "presos de Bolotnaya" del pasado 6 de enero en el centro de Moscú.