Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AMP- Junta andaluza dice que "hay justificación ambiental" para ampliar los límites de Los Alcornocales con La Almoraima

El Consejo inicia la revisión de la planificación del parque natural para incrementar su superficie hasta un total de 170.000 hectáreas
La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha afirmado que "hay justificación ambiental" para ampliar los límites del Parque Natural de Los Alcornocales con, entre otras, la finca La Almoraima, proceso para el que el Consejo de Gobierno ha acordado este martes iniciar la revisión de la planificación del mismo con el fin de incrementar la superficie de este espacio protegido en unas 6.000 hectáreas.
Esta ampliación se lograría a través de la integración de terrenos localizados en la cita finca y en otras como La Alcaidesa, Majarambú, Botafuegos, Pinar del Rey y Dehesa del Guadalquitón, entre otras.
La consejera ha respondido así al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que este lunes afirmó que la intención de ampliación del parque por parte de la Junta de Andalucía "no responde a criterio alguno relativo a valores medioambientales", y que en el caso de la finca La Almoraima, sus terrenos, señaló, "constituyen una superficie dedicada a regadíos, agricultura de secano y pastos, que no reúnen las características propias de una protección medioambiental especial".
"Hay documentación técnica suficiente que avalan que esa parte de la finca --de 1.400 hectáreas-- también tiene valor ambiental", señala Serrano, quien defiende, además, que está "inmersa en el corazón del parque, e inmersa en el corazón de la parte que se quiere ampliar". "Es irremediablemente necesario incluir esa parte de la finca para poder preservar las otras partes que tanto asociaciones ecologistas, como sociales, como la propia Junta Rectora del Parque Natural habían demandado que se incluyeran".
Por tanto, insiste la consejera, "no es cierto que no haya justificación ambiental para incluir todo lo que estamos proponiendo en el Parque Natural", porque "hay justificación técnica en la que incluye valores ambientales de flora y fauna para poder argumentar que esto debe estar dentro del espacio protegido", un espacio que alcanzará tras finalizar este proceso, que Serrano calcula "será a finales de 2014 según los plazos que marca la normativa", un total de 170.000 hectáreas.
Además, la revisión, que afectará a los planes de ordenación de los recursos naturales y de uso y gestión, se realizará con las aportaciones de la comunidad científica y de los sectores socioeconómicos e institucionales representados en la Junta Rectora.
Junto con la nueva delimitación, el proceso de revisión de la planificación de Los Alcornocales conllevará también modificaciones en la zonificación del espacio protegido y la regulación de sus actividades y usos compatibles de acuerdo con la capacidad natural de los ecosistemas.
Estos cambios, en consonancia con la Directiva Europea de Hábitats, supondrán reforzar las medidas de conservación de algunas zonas y de sus aprovechamientos tradicionales. En los enclaves que se incorporen, la nueva planificación prohibirá o limitará aquellas actividades que puedan afectar a los recursos y valores naturales del parque o perjudicar a las actividades económicas que ya existen.
Durante el periodo de tramitación de las modificaciones acordadas este martes por el Consejo, y de acuerdo con la legislación andaluza de protección del patrimonio natural y la biodiversidad, no se podrán realizar actuaciones que supongan transformaciones sensibles de la realidad física y biológica, especialmente cambios de uso del suelo. En cambio, sí se mantendrán las actividades agrarias, forestales y cinegéticas que actualmente se desarrollan.
En este sentido, y sobre las declaraciones realizadas este lunes por el diputado nacional del PP y Alcalde de Algeciras (Cádiz), José Ignacio Landaluce, de que la cesión a la Junta de La Almoraima sería "bajo pago", la consejera ha dejado claro, en primer lugar, que "la propiedad seguirá siendo del Estado", al que "hemos ofrecido diálogo sobre este tema, y llegar a un acuerdo".
"Incluso en la reunión del 8 de enero le pedí que nos cediera la finca para gestionarla desde lo público y con una gestión sostenible", pero "el ministro se negó en rotundo y reiteró que su intención era vender la finca y que si la Junta la quería, que la comprara". "Cada vez que el Gobierno del PP quiera privatizar algo no le puede costar el dinero a los andaluces", ha puntualizado.
"DESDE LO PÚBLICO SE PUEDE HACER UNA GESTIÓN SOSTENIBLE Y RENTABLE"
"También le comentamos que planificaran una forma de gestión público-privada sin desprenderse de la propiedad, y el Gobierno de España no ha querido", así que "no sé qué sentido tienen ahora las declaraciones del alcalde de Algeciras", porque "estamos convencidos y tenemos pruebas que desde lo público se puede hacer una gestión sostenible y rentable".
Cuestionada sobre los planes para la compra de La Almoraima, Serrano explica que la empresa pública que gestiona la finca presentó un plan especial de uso al Ayuntamiento de Castellar, "para poder realizar un resort de lujo, un aeródromo o campos de golf".
En este sentido, la Junta defiende que el turismo sostenible "es una oportunidad de empleo y generación de actividad económica para esos territorios", pero "lo que no podemos pretender es que en una parque natural se hagan ese tipo de infraestructuras que destrozarían el parque y el valor ecológico del entorno, viendo mermada las posibilidades alrededor del turismo sostenible y el ecoturismo".
"Todos están pensando en El Algarrobico, respecto al que llevamos años de lucha en los tribunales para poder regenerar la zona, que conseguiremos antes o después, pero destrozar esa parte del Parque Natural de los Alcornocales sería imposible de recuperar medioambientalmente".
Aparte, subraya la titular de Medio Ambiente, patrimonio natural "lo debemos preservar para todos los andaluces porque lo demanda el Estatuto de Autonomía y porque tenemos la obligación de entregarlo a generaciones futuras en iguales o mejores condiciones de las actuales".
Asimismo, y sobre la propuesta del PP de que los fondos por la enajenación de La Almoraima se destinen a un programa de empleo para la comarca, Serrano critica que el PP "saque ahora el discurso del empleo", cuando, añade, "hasta ahora no le ha interesado la finca ni al ministro, ni a la responsable de La Almoraima S.A.". "Ahora --continúa-- cuando la Junta da un paso al frente para evitar que los andaluces se desprendan de ese patrimonio, ellos salen con el discurso del empleo", un extremo del que dice "alegrarse" porque "hasta ahora el Gobierno de España no había pensado en el empleo".
Y esto, prosigue, pese a que se le ha pedido numerosas veces desde Andalucía un plan de empleo extraordinario y "no nos han hecho caso", pero "sí a Canarias y Extremadura". "Nunca han pensado en las necesidades de los andaluces que lo están pasando mal y no tienen trabajo, y sí han pensado más en otros intereses especulativos y mercantilistas cuando decidieron vender esta finca".
Por último, y sobre si esperan que el Gobierno central "mueva ficha" respecto a la puesta en marcha de este proceso de revisión para incrementar la superficie de Los Alcornocales, Serrano ha explicado que la Junta "tiene competencias para declarar espacios protegidos en aquellos terrenos del territorio andaluz sean o no de titularidad pública", por tanto, el Ejecutivo español "podrá alegar en el plazo de exposición pública, pero como cualquier ciudadano o interesado", concluye.