Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

APIA denuncia la agresión de un alumno a un profesor en un instituto de Jaén y anuncia medidas legales

Los hechos tuvieron lugar el día 3 y ya se encuentran bajo diligencias judiciales tras la denuncia presentada ante la Policía Nacional, según ha informado este viernes en una nota el colectivo. "Suponen un nuevo caso de violencia en las aulas que no puede tratarse como un caso aislado sino consecuencia de una violencia soterrada en determinadas aulas", ha señalado.
La Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía (APIA) ha expresado su "más rotunda condena" ante la agresión sufrida por un profesor de un instituto de Jaén capital por parte de un alumno.
En este sentido, ha añadido que en muchos casos se manifiesta en forma de agresiones verbales, insultos y descalificaciones pero que, en ocasiones como esta, deviene en agresiones físicas como la ocurrida ahora en Jaén y antes en otras lugares de Andalucía y de la que son víctimas tanto profesores como otros alumnos.
El presidente de APIA, Manuel Fernández, ha declarado que "lo más urgente ha sido acompañar y apoyar a su compañero en todo el vía crucis de denuncias, visitas a la inspección médica, Delegación provincial y abogados para poner en marcha la maquinaria judicial" y que éste "se sienta arropado por el conjunto de la profesión docente y de la sociedad a la que, como profesor, representa en el aula". También ha agradecido la "rápida actuación" de la Junta de Personal de Jaén, que representa a los docentes de la provincia en la condena de los hechos.
Sin embargo, ha recalcado que "ahora toca ir más allá en todos los frentes". Con respecto al judicial, al margen de la actuación que de oficio pueda hacer la Administración, APIA ha apuntado la posibilidad de intervención de la acusación particular para reclamar "no sólo las medidas penales que puedan corresponder al menor de edad, sino también exigir la responsabilidad civil de la familia y de quien corresponda para que se corresponsabilicen de lo sucedido".
Junto a ello, ha explicado que, por la información que están recabando, "esta agresión podría haberse evitado de haber actuado la Administración con mayor diligencia, puesto que, presuntamente, el menor en cuestión ya había manifestado problemas conductuales" con profesores y otros alumnos.
"Tanto este curso escolar en este instituto como en otros anteriores en otros institutos distintos, sin que las autoridades educativas competentes hubieran llegado a adoptar medidas preventivas efectivas, a la vista de los hechos", ha concluido.