Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ARMH reitera su petición de dimisión del alcalde de Baralla por justificar crímenes del franquismo

El vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Marco González, ha insistido este miércoles en pedir la dimisión del alcalde de Baralla, el popular Manuel González Capón, luego de que este justificase en sesión plenaria crímenes del franquismo.
Las declaraciones del alcalde provocaron que, en pleno provincial de este martes, los socios de gobierno, socialistas y nacionalistas, llevaran una moción por la que instaban al PP a que destituyese a este alcalde como diputado provincial y lo expulsase del partido. El Partido Popular condenó los crímenes del franquismo, pero votó en contra de la destitución de González Capón.
"Seguimos pensando que éste alcalde debería dimitir y que en las administraciones públicas no debería haber este tipo de sujetos que no tienen ningún respeto por la democracia, ni por las víctimas del franquismo", ha señalado Marco González.
Para Marco González, este martes fue "un día perfecto para condenarlo", puesto que los "ojeadores internacionales de la ONU estaban escuchando a las víctimas del franquismo y desde el otro lado del Atlántico hay un procedimiento abierto con la querella argentina, gracias a un lucense Darío Rivas, que ha conseguido que se abra esa brecha y que pide la extradición de cuatro torturadores franquistas". "El PP y todos sus representantes políticos deberían de condenar el franquismo abiertamente", ha sentenciado.
Marco González tiene claro que el franquismo aún "anida" en las filas populares, y considera que "existe un germen franquista". "Es hora de que el PP se ponga a la altura de los demócrata cristianos europeos y renieguen del fascismo, que no es el caso de España. Las víctimas seguirán luchando para que dentro de nuestras administraciones públicas no quede un resquicio de ese franquismo sociológico que aún está ahí", advierten desde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.