Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AbbVie renuncia a comprar la británica Shire tras la reforma de la fiscalidad en EE.UU

El consejo de administración de la farmacéutica AbbVie ha solicitado a los accionistas de la compañía que voten en contra de la adquisición de la británica Shire por 32.000 millones de libras (40.300 millones de euros) como consecuencia de los cambios en la legislación estadounidense sobre el tratamiento fiscal de las inversiones exteriores de las multinacionales, según ha informado el grupo farmacéutico.
El consejo del laboratorio estadounidense ha llegado a la determinación de abortar la operación en marcha después de los recientes cambios en la legislación estadounidense respecto a las inversiones de las empresas del país en el exterior "que eliminan ciertos beneficios de la transacción" y suponen "un cambio significativo en el valor implícito de Shire".
Si como se espera los accionistas de Abbvie rechazan en la junta prevista para el próximo 20 de octubre la compra de Shire, la farmacéutica estadounidense deberá indemnizar con unos 1.635 millones de dólares (1.287 millones de euros) a la británica.
"Aunque el sentido estratégico de la fusión de las dos compañías sigue siendo fuerte, el acuerdo alcanzado sobre la valoración ya no se ve respaldado tras los recientes cambios en la legislación fiscal y pensamos que ya no va en el mejor interés de nuestros accionistas", declaró el presidente y consejero delegado de AbbVie, Richard González.
La cancelación de la compra de Shire por AbbVie representa la mayor víctima hasta ahora de las 'inversiones fiscales' realizadas por compañías estadounidenses, que buscaban reducir su factura fiscal trasladando su domicilio fuera de EEUU.
Según datos de Dealogic y Credit Suisse recopilados por 'Financial Times', en lo que va de año se han producido un total de 14 inversiones de este tipo por parte de empresas estadounidenses que buscan beneficiarse del menor impuesto de sociedades en otras jurisdicciones y ganar acceso a los fondos generados en el exterior sin tener que repatriarlos a EEUU, donde serían gravados al tipo estadounidense.