Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activistas prosaharauis y cooperantes iniciarán hoy un viaje simbólico a Tinduf tras la evacuación del Gobierno

Una treintena de representantes de asociaciones amigas del pueblo saharaui y cooperantes de la ONG Mundubat emprenderán este martes un viaje simbólico a los campamentos de Tinduf (Argelia) para "demostrar su confianza" en la seguridad que las autoridades argelinas y del Frente Polisario proporcionan a los extranjeros.
El desplazamiento, que se prolongará hasta el sábado, se produce una semana después de que el Gobierno evacuara a una docena de cooperantes españoles de los campamentos tras recibir información de que había infiltrados de organizaciones criminales en Tinduf con un plan específico de secuestrar a cooperantes españoles basado en fallos detectados en la seguridad del Frente Polisario.
El viaje lo organiza la Coordinadora Estatal de Asociaciones Amigas del Pueblo Saharaui, CEAS Sahara, que acusa al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, de pretender "acabar con los cientos de viajes que el movimiento solidario desarrolla a lo largo del año" a Tinduf.
En el desplazamiento, los activistas y cooperantes aprovecharán para llevar un cargamento con ayuda humanitaria y medicamentos y harán un llamamiento contra el abandono que podría suponer la retirada de los proyectos que la cooperación española desarrolla en los campamentos.
Cooperantes de la ONG Médicos del Mundo también regresarán mañana a los campamentos para reanudar los proyectos de cooperación que llevaban a cabo antes de la evacuación recomendada por el Ejecutivo hace poco más de una semana.
Una portavoz de la ONG ha manifestado que Médicos del Mundo no participará en el viaje simbólico organizado por CEAS-Sáhara, sino que sus cooperantes regresan para quedarse en los campamentos y restablecer la actividad que desarrollan allí.
Médicos del Mundo coopera con los saharauis de Tinduf desde 1995. En un primer momento prestaban asistencia oftalmológica a la población refugiada, atención que han ampliado a la salud materno infantil, a la formación de matronas, y al equipamiento de los hospitales regionales.
Por la naturaleza de la asistencia que prestan, Médicos del Mundo no puede mantener este tipo de proyectos desde la distancia, por lo que tiene mayor urgencia de regresar a los campos que otras organizaciones que, por un tiempo limitado, podrían mantener sus programas desde la distancia, gracias al personal local con el que trabajan.
El conjunto de las ONG repatriadas de los campamentos manifestó la semana pasada su voluntad de volver en cuanto sea posible a Tinduf. Con este fin, el viernes pasado se reunieron con representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para ir diseñando un refuerzo de las medidas de seguridad que, una vez terminado, se enviará a las autoridades argelinas y al Frente Polisario.
La idea es que, si este refuerzo en la seguridad es aplicado en los campos, las ONG reconsiderarán regresar a los campamentos, han informado a Europa Press representantes de ONG participantes en esa reunión.
Organizaciones como Cruz Roja, Intermón o Movimiento por la Paz no se han marcado todavía una fecha para regresar a Tinduf, aunque su voluntad es poder hacerlo en cuanto sea posible.
Hasta entonces, los proyectos que desarrollaban en la zona no están parados, aunque sí se han ralentizado. Siguen trabajando con el personal local, al que dan instrucciones desde España.